domingo, 10 de febrero de 2013


Mi cabeza ya ha asimilado todas las razones para tener que olvidarte, todas las razones para salir de tu vida o sacarte a ti de la mía. Yo ya he aceptado que querer no significa necesitar. Yo te quiero, hasta casi pensar que eres necesario, pero no. Tu presencia me duele. Tus gestos. Tus detalles. Y que luego, de un plumazo, me lo arrebates todo y me hundas. Eres una montaña rusa, y me quiero bajar.                                 Pero me falta fuerza de voluntad cuando se trata de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario