jueves, 4 de octubre de 2012


Yo sabía que después del "hola" va el "qué tal", y que justo después va el "quédate hasta el final".
Yo sabía que pesan más las maletas que se van, que las que se quedan.
Yo sabía que ese latido no iba por mí, ni para mí.

Yo ya sabía que antes del último beso siempre hay una riña,
y que por eso te tiraba tanto de la seriedad, y que por eso tú me sacabas tanto (de mis casillas)
Yo ya sabía que entre el punto y la coma va un infinito mal escrito.
Y que el invierno no está hecho para mi.

Yo sabía que no hay mayor mentira que la del volver a empezar,
ni peor verdad que el "hasta nunca" sin el "cuídate, espero verte, que te vaya bien...".

Ay, pero si tú supieras, que el tiempo dura menos en mí que en ti,
y que por eso tú ya no me recuerdas
y yo aún no te olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario