jueves, 18 de octubre de 2012

Buscar a la desesperada una salida.
Y que aparezcas tu. Así, sin más.
No creo en las expectativas, he dejado de creer en la esperanza
y en los líos de palabras.
He decidido no tener ni sol ni luna ni estrellas.
Que arda hasta el cielo y que me acompañe el vozka y ya no tengo miedo.
Es el tiempo, que me ha enganchado a otras drogas y los temblores de mis piernas que me delatan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario