lunes, 17 de septiembre de 2012

Y es tanto..

Para variar una vez más, no me doy cuenta de qué es lo que ha cambiado otra vez. Pensé que ya sabía lo que quería, que no me importaría como, pero que lo conseguiría. Pero aquí estoy, arrepentida por haberme abandonado a mi misma. Y creyendo en un yo intermitente. Después de todo, siempre es igual, sales de lo que es tu hábitat, y te encanta lo que encuentras. Cuando vuelves, lo que vivías ya no es suficiente, y entonces quieres regresar al lugar donde sonreías de verdad. Y vuelves, pero ya no es lo mismo. El suelo se abre bajo tus pies y empieza una caida que no sabes cuando acabará, sólo que ha empezado. "Sabrás salir de ahí, María, eres muy fuerte.". ¿En serio lo soy? En absoluto, si es verdad lo que dices, dime como lo has descubierto. 

Si es cierto que sé una cosa que quiero, pero como esa no es la única, sigo perdida en mi misma, como lo he estado siempre. Engañandome a veces y creyendo que no, pero siempre lo he estado. Pero sé que el resto estáis así, sin una parte de vosotros, y aun asi, eso no me consuela. Asique mientras tanto, haré lo que pueda por sobrevivir, que no es poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario