jueves, 27 de septiembre de 2012

Siempre me queda un   te quiero  reservado.
A veces me despierto sin querer, puedo verte cuando no me ves. Dormido a mi lado.
Y me apoyo en tu corazón y te canto en una canción lo que nunca te digo. Si pudiera abrazarte 
tan fuerte y consiguiera quedarme dentro para siempre, claro que lo haría, sin pensarlo.
Moriría por ti, como mueren los valientes.
A veces me quiero despertar, necesito oírte, respirarte para sentirme viva.
Si pudiera explicarte todos mis silencios solo con suspiros en los que te pierdo..
Viviría por ti, como viven los valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario