lunes, 17 de septiembre de 2012

Hola.., me llamo María y.. y no puedo seguir fingiendo.
No se cuanto durará esto.. Solo se que yo no aguantaré mucho más.
Creo que he dejado de odiarte tanto, o es que en realidad nunca lo hice, pero quisiera que todo el mundo supiera que parte de mi a cumplido ya, la otra parte, aún le queda por cumplir lo suyo..
No sé.. Es auntentico el brillo de tus ojos, y tu alegría y esa felicidad que trasmites de nuevo, gracias a ella..
Si, a ella, no a mi.. Bueno, dicen que 'a veces no todo se puede tener en la vida'
Y con esa frase entremetida en la cabeza debe de bastar y poner un puto y final a toda una historia, 
a toda nuestra historia.
Yo seguiré aquí, sentada, esperandote sin que te des cuenta, sintiendote sin que lo sientas,..
Estando al lado tuya, para todo, siendo alguien más, pero no alguien extraño, si no siendo alguien que te para por la calle solo para preguntarte ''¿como estás?'', ''¿que tal te va?''
Alguien que ríe contigo y que llora contigo también, alguien a la que llames 'mi mejor amiga'.
Y así, acercándome al dolor, para que dentro de unos años te des cuenta de que te quise como a nadie, y que, aunque ya no esté recuerdes que ' no hace falta tocarme para sentirme, solo llevarte la mano al corazón, ¿ves? estoy ahí, ahí dentro. '

No hay comentarios:

Publicar un comentario