jueves, 27 de septiembre de 2012

Algo así como besar a cuenta atrás. ¿Que haces? ¿Besas hasta llegar al último verso o beso?
¿O atropellas tu lengua con los dientes para atrapar el último beso?
Nos soñamos, nos pensamos tantas veces, tanto tiempo pasó, tanto amor nos rozó sin quedarse, tantas flores marchitas, tantas dudas nos rodeaban, tantas veces tu cama ocupada, tantas veces te hablé de la lluvia, hasta que un día viniste y me dijiste que llovía, que te acordabas de mi, tanto te quise entonces,
tanto me doliste a la vez, nos pensamos, nos contamos tantas mentiras, nos fuimos tanto, nos abandonamos, te dejé irte y tu te fuiste porque yo siempre me quedaba y entonces dejé de esperar y tu volviste a arañarme y a volverte a escapar. Nunca dejabas de irte, nunca cambiabas tu empeño por no querer historias enteras.
Nunca te pedí que te quedaras, nunca dejé de escribirte, hasta que viniste reclamando lo que tuyo ya no era.
Nunca te pedí un después, nunca te quise de vuelta, nunca firmé un mañana.
No pienso, no pienso en tu cara, no pienso en como es, no pienso en como me besabas, no pienso en tus promesas que odio, no haberme creído porque ahora necesito llover, y no se si tengo motivos.
No pienso en el momento en el que te vi despeinado y pensé que eras más guapo.. y no pienso en la ternura que me despierta verte con camisa, no pienso en como te abrazaba por la espalda, no piensos en tus promesas muertas ya, ni en todo lo que me pediste cuando el amor, o lo que fuera que teníamos, te pilló de espalda y te golpeó brutalmente el pecho y quisiste volar tan lejos y llevarme contigo, y dejarme caer, y volver a recogerme.
Siempre a ras de suelo, pero sin tocarlo ¿O era del cielo?..
Ciega, siempre estuve tan ciega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario