jueves, 27 de septiembre de 2012

Algo así como besar a cuenta atrás. ¿Que haces? ¿Besas hasta llegar al último verso o beso?
¿O atropellas tu lengua con los dientes para atrapar el último beso?
Nos soñamos, nos pensamos tantas veces, tanto tiempo pasó, tanto amor nos rozó sin quedarse, tantas flores marchitas, tantas dudas nos rodeaban, tantas veces tu cama ocupada, tantas veces te hablé de la lluvia, hasta que un día viniste y me dijiste que llovía, que te acordabas de mi, tanto te quise entonces,
tanto me doliste a la vez, nos pensamos, nos contamos tantas mentiras, nos fuimos tanto, nos abandonamos, te dejé irte y tu te fuiste porque yo siempre me quedaba y entonces dejé de esperar y tu volviste a arañarme y a volverte a escapar. Nunca dejabas de irte, nunca cambiabas tu empeño por no querer historias enteras.
Nunca te pedí que te quedaras, nunca dejé de escribirte, hasta que viniste reclamando lo que tuyo ya no era.
Nunca te pedí un después, nunca te quise de vuelta, nunca firmé un mañana.
No pienso, no pienso en tu cara, no pienso en como es, no pienso en como me besabas, no pienso en tus promesas que odio, no haberme creído porque ahora necesito llover, y no se si tengo motivos.
No pienso en el momento en el que te vi despeinado y pensé que eras más guapo.. y no pienso en la ternura que me despierta verte con camisa, no pienso en como te abrazaba por la espalda, no piensos en tus promesas muertas ya, ni en todo lo que me pediste cuando el amor, o lo que fuera que teníamos, te pilló de espalda y te golpeó brutalmente el pecho y quisiste volar tan lejos y llevarme contigo, y dejarme caer, y volver a recogerme.
Siempre a ras de suelo, pero sin tocarlo ¿O era del cielo?..
Ciega, siempre estuve tan ciega.

Siempre me queda un   te quiero  reservado.
A veces me despierto sin querer, puedo verte cuando no me ves. Dormido a mi lado.
Y me apoyo en tu corazón y te canto en una canción lo que nunca te digo. Si pudiera abrazarte 
tan fuerte y consiguiera quedarme dentro para siempre, claro que lo haría, sin pensarlo.
Moriría por ti, como mueren los valientes.
A veces me quiero despertar, necesito oírte, respirarte para sentirme viva.
Si pudiera explicarte todos mis silencios solo con suspiros en los que te pierdo..
Viviría por ti, como viven los valientes.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Hola.., me llamo María y.. y no puedo seguir fingiendo.
No se cuanto durará esto.. Solo se que yo no aguantaré mucho más.
Creo que he dejado de odiarte tanto, o es que en realidad nunca lo hice, pero quisiera que todo el mundo supiera que parte de mi a cumplido ya, la otra parte, aún le queda por cumplir lo suyo..
No sé.. Es auntentico el brillo de tus ojos, y tu alegría y esa felicidad que trasmites de nuevo, gracias a ella..
Si, a ella, no a mi.. Bueno, dicen que 'a veces no todo se puede tener en la vida'
Y con esa frase entremetida en la cabeza debe de bastar y poner un puto y final a toda una historia, 
a toda nuestra historia.
Yo seguiré aquí, sentada, esperandote sin que te des cuenta, sintiendote sin que lo sientas,..
Estando al lado tuya, para todo, siendo alguien más, pero no alguien extraño, si no siendo alguien que te para por la calle solo para preguntarte ''¿como estás?'', ''¿que tal te va?''
Alguien que ríe contigo y que llora contigo también, alguien a la que llames 'mi mejor amiga'.
Y así, acercándome al dolor, para que dentro de unos años te des cuenta de que te quise como a nadie, y que, aunque ya no esté recuerdes que ' no hace falta tocarme para sentirme, solo llevarte la mano al corazón, ¿ves? estoy ahí, ahí dentro. '

Y es tanto..

Para variar una vez más, no me doy cuenta de qué es lo que ha cambiado otra vez. Pensé que ya sabía lo que quería, que no me importaría como, pero que lo conseguiría. Pero aquí estoy, arrepentida por haberme abandonado a mi misma. Y creyendo en un yo intermitente. Después de todo, siempre es igual, sales de lo que es tu hábitat, y te encanta lo que encuentras. Cuando vuelves, lo que vivías ya no es suficiente, y entonces quieres regresar al lugar donde sonreías de verdad. Y vuelves, pero ya no es lo mismo. El suelo se abre bajo tus pies y empieza una caida que no sabes cuando acabará, sólo que ha empezado. "Sabrás salir de ahí, María, eres muy fuerte.". ¿En serio lo soy? En absoluto, si es verdad lo que dices, dime como lo has descubierto. 

Si es cierto que sé una cosa que quiero, pero como esa no es la única, sigo perdida en mi misma, como lo he estado siempre. Engañandome a veces y creyendo que no, pero siempre lo he estado. Pero sé que el resto estáis así, sin una parte de vosotros, y aun asi, eso no me consuela. Asique mientras tanto, haré lo que pueda por sobrevivir, que no es poco.


martes, 4 de septiembre de 2012

   Así de sencillo.
Sabes, no te voy a negar,  a veces siento temor al abrir mi corazón, que quizás sea por lo que pasó y no quiera mas dolor.  Pero todo puede cambiar en un momento, en un solo instante,.. 
Será que ahora espero que saltes y te desvíes del resto.


Guardaré un espacio para quienes realmente quieran quedarse, para las experiencias nuevas que están por venir, para las sorpresas que entran sin avisar, para las miradas que me faltan conocer, para los sabores que tengo que probar, para la música que me acompaña, para palabras verdaderas, para todo lo que me enseñe algo nuevo, para las risas que me hacen sentir viva, para los abrazos que me llenan, para la tierra que me falta pisar, para las locuras por realizar y para el amor que tengo que cuidar. También quitaré todo lo que tenga que quitar, para que ese lugar sea ocupado por las cosas que están esperando llegar. 

'La cosa más insignificante pueda cambiarte la vida en un abrir y cerrar de ojos cuando menos te lo esperas ocurre algo por casualidad que te embarca en un viaje que no habías planeado rumbo a un futuro jamás imaginado, quien sabe donde te llevara es la aventura de nuestra vida, nuestra busqueda de la luz, pero a veces para encontrar la luz hay que atravesar las más profundas tinieblas, eso es al menos lo que me paso a a mi..'