sábado, 25 de agosto de 2012

A veces me pregunto por qué soy tan frágil, por qué me enamoro tan rápido. 
No quiero que las lágrimas vuelvan a aparecer por mis mejillas cuando el frío cale mi corazón, no quiero cometer errores imborrables, ni que al final perdamos los dos.
Por ahí dicen que se le tiene más miedo a enamorarse que a morir. Yo no sé si le temo más a enamorarme o a salir herida. 
Cuando te demuestran que el mundo puede ser diferente, que no todos los hombres son iguales, que existe una pequeña salvación para aquellas mujeres que quieren encontrar todavía un príncipe, y eres tú la afortunada que ha logrado quebrantar sus barreras y atravesar los guardias en su corazón, pero sabes que lo tienes que dejar ir porque hay kilómetros de por medio, no sabes si dejar las cosas hasta ahí o llegar hasta el final.
Y luego te asaltan las dudas, ¿él sentira lo mismo? Son demasiados sentimientos conflictivos que buscan apuñalearse entre sí. Tengo miedo que descubras que puedes tener a cualquier mujer a tus pies, así como me hiciste caer a mí. 
¿A quién voy a querer? ¿Por quién voy a luchar? Por favor, amor, no hagas de esto más difícil. 
Buscar consuelo en que no hemos formado recuerdos lo suficientemente como para que se vuelvan dolorosos, y aún así podemos decir: "¿Recuerdas cuando...?" 
Me prometí no llorar por amor, no una segunda vez. Por más que me diga que no debo hacerlo, las lágrimas siguen su curzo hacia el vacío. 
¿En quién voy a pensar antes de dormir? ¿No es demasiado tarde para ser paciente? ¿A quién voy a poder decirle: "Me enamoré de ti, quiero que tengamos una vida juntos y no me importa el hecho de que sigamos siendo desconocidos, pero no va a pasar porque me iré,  así que no te enamores."? ¿Y si ya se enamoró? La salida más fácil es fingir que yo no, pero también es la más dolorosa. 
Sé que me tengo que alejar.. Y de nuevo tengo que hacerlo.. 
Cuando consigo olvidar, ser persona, ser yo, volver a sonreír con otra persona.. Entonces descubro de que tampoco es la indicada o bien porque es un cabrón o bien porque vive a kilómetros de mi.
Parece irreal que en días consiga que el corazón se pare y vuelva a latir tan rápidamente como cuantas letras me escriba.. Nunca pensé que volviera a ocurrir.. Pero cuando mejor estoy es cuando, me caigo, otra vez, de nuevo en el suelo.. De donde nunca me levanté realmente.. Aquí me quedo para no volver a caer ni una vez más.
Ya solo me queda decir Dios que se haga tu voluntad.


Un perfecto desconocido.

Estoy sintiendo tu respiración correr por mi cuello. ¿Me estás siguiendo en la oscuridad? Suspiro, sé que no me dejarás caer. Estoy segura de que estarás ahí. No sabes cuantas veces esperé en un banco a encontrarte, sabes que te has vuelto parte de mí. Por favor, no hagas que mi corazón se acelere de tal forma. Sólo dime que estarás ahí al final del túnel. Te seguiré en la oscuridad para no caer.
Siento tu mano alrededor de la mía, me sujetas con delicadeza mientras con la otra agarras mi cintura, ¿bailaremos en la oscuridad? Estoy segura de que contigo las estrellas me permitirán entrar al cielo, estoy consciente de que contigo no habrán días grises, estoy segura de que al despertar estarás ahí al lado y no te habrás ido y me darás los buenos días, que no serás un sueño. Por favor, dime que seguirás ahí hasta que acabe esta pesadilla.
Estiras mis brazos y los colocas al rededor de tu cuello y me miras a los ojos.. 
¿Puedo tomar eso como un te quiero? Anda, dime que estarás ahí. Sé que sin ti me vuelvo vacía, que sin ti no sé que hago aquí. Porque me has llenado de luz la oscuridad al caminar conmigo, porque me has mostrado que cada túnel tiene un final.
Oh, vamos. No seamos algo rápido, quédate conmigo. Que la distancia no estropee esto. Sé que en éste corazón cabemos los dos.
Me abrazarás cuando necesite llorar, secarás mis lágrimas con un dedo y besarás mis labios luego de susurrar que todo estará bien. Como niños pequeños me cargarás en tu espalda y me dejarás dormir el resto del trayecto.
Y no sé que he hecho para que el cielo me premie, porque eso es lo que siento a tu lado. Tan único, inigualable… A ver, cuéntame, ¿te merezco? Si tu respuesta es un no, por favor no me dejes caer. Las alas me han llevado lo suficientemente alto para que la caída sea devastadora. Sé que no lo harías.
Pero me pregunto por qué me has elegido a mí. Frágil, celosa y sin tener algo grandioso. He evaluado a las que te rodea.. No sé porque me has elegido, sólo sé que no quiero perderte.
Es algo difícil de entender, pero es demasiado tarde para ser paciente, para tomar en cuenta los sentimientos de los demás, sólo quiero que seamos tú y yo contra el mundo
Te apuesto una vida a que querrás otras mil junto a mí.

lunes, 20 de agosto de 2012



Fuiste mis "casi" favorito. Casi novio, casi mejor amigo, casi confidente, casi amante, casi mi vida.


Llega un día en el que te das cuenta de que en esa pareja sólo quedas tú, y que lo único que te ata a él es esa herida, y que haciéndola sangrar no mantienes vivo su recuerdo.

Dicen que si la herida ha sanado, no debes abrirla de nuevo. Dicen que si los recuerdos no duelen, no debes de buscar más razones para sufrir. Dicen que si han barrido las cenizas, no debes de volver a encender fuego. Dicen que si no estás dispuesta a aceptar las consecuencias, no deberías de realizar el acto. Dicen que si no estás preparada para la respuesta, no debes preguntar. Dicen que si ya no te importa, no deberías de tomar en cuenta la pregunta. Dicen que yo digo éstas cosas con el fin de darle fundamentos al miedo que tengo de que las cosas no resulten como yo quiero. Claro, los que "dicen" esto, no son más que mis neuronas y mis hormonas que han estado irremediablemente e indudablemente bajo los efectos de una mirada encantadora. 

Pero supongo que si has dejado un asunto "sin concluir" no puedes correr el riesgo de que cuando mueras, te quedes en la tierra para concluir el maldito asunto. Aunque claro está que todavía soy joven y me falta mucho para pensar en morir. Pero necesito esas respuestas, y tengo los medios para conseguirlas. 


A veces te dejas consumir por inseguridades tontas, te comienzas a ver en el espejo, ver dónde hay kilos de más, dónde podría haber una mejora, dónde se vería bien un aumento y en dónde deberías rebajar, piensas que tal se vería más moderno un bronceado o si te ves más bonita al natural. Entonces suspiras, cierras los ojos y dejas que tu autoestima sea bombardeada con "QUÉ LE VIO A ELLA, QUE NO TENGO YO".
Pero sabes que no eres perfecta. Siempre va a existir alguien más alta, más flaca, más morena, más blanca, con más tetas, con más culo, con menos kilos, con abdominales definidos, con más kilos, con menos tetas.. Siempre va a existir alguien mejor que tú porque en eso se basa la vida. 
Tú eres mejor que alguien y alguien es mejor que tú. Por eso dicen que si te enamoras de la belleza, no habrá amor después de los 40 porque la belleza se pierde, todo se cae y se arruga.
Entonces luego de pensarlo de esa forma, te preguntas por qué dejaste que te afectara saber que ella probablemente es más bonita, quizás tenga mejor cuerpo y los ojos de un color más bonito, pero te dedicas a suspirar e intentas subir tu estado de ánimo diciéndote que llegará alguien que te aceptará tal cual eres, que aceptará tus errores, tus defectos, tus desperfectos y entonces, entenderás por qué dejaste ir a muchos sapos, esperando al príncipe... 

No todo príncipe tiene capa azul, cuerpo de modelo y modales de ensueño. 


sábado, 18 de agosto de 2012

Desde aquel día que te acercaste sigilosamente, sentí que ibas a estar conmigo toda la vida. Se que son tantas las veces que me enfadé, pero estoy segura que más son los días en los que me sacaste una sonrisa. No soy buena para las despedidas, ya sabes termino cambiando de tema para que no me veas llorar. No quiero que me recuerdes triste, no es mi intención. Por el contrario, me gustaría mostrarte que soy feliz porque elegiste quedarte en este lugar hace unos años y hoy aunque ya no estés mas, dejaste demasiado. Debe ser que me pediste que hiciera lo mejor, por eso preferí dejarte ir. Pedí un milagro que te salvara de tanto dolor, no pudo ser. Terminé sintiendo eso que no quería desde un principio pero recordé que ahora esos ojitos verdes estaran bien allí donde estén.

«Quizás todavía le gusto ―pensó la muchacha mientras las lágrimas corrían por sus mejillas. Dio un largo suspiro, se quitó el pelo de la cara y atrajo las rodillas a su pecho como método de protección ―. Puede que nos hayamos conocido en el momento equivocado  y por eso el destino nos permitió que sucediera algo, por lo que quizás todavía yo le guste pero mientras esperamos al momento indicado, él está disfrutando de la vida con otra mujer. Eso explicaría porqué sigue siendo mi ángel, porqué le sigo importando, más allá de la amistad, podría quedar algo en el fondo de su corazón. Después de las llamas cenizas quedan, y más cuando nunca fuimos un todo en conjunto. Quizás debí decirle que no intentara terminar conmigo ―dijo en voz alta mientras se tocaba el pelo de la nuca ―, porque a fin de cuentas, no puedes cerrar una herida si no dejas de tocarla. Pero de esa forma puedo confirmar que sí éramos algo, ya que quedamos como "amigos" así que éramos más que "amigos", tanto para él como para mí. Quizás los 'te amo', 'los te quiero' y los 'te extraño' fueron importantes para él también y cuando los decía, los decía en serio. Todavía tengo alguna oportunidad. Lo que tuvo conmigo es raro de encontrar en otra persona, una amistad que sobrepase los límites del amor, por encima de cuelquier historia ridícula, por encima de cualquier situación. Podríamos tener la oportunidad de ser algo otra vez, aunque estaba tan lejos que rendirse era más fácil.» 

Esa última vez que lo vi, hubo esas miradas silenciosas que esconden más que mil palabras, hubo una disculpa sobre entendida, varios "ya todo pasó", una sonrisa de "ya estamos bien, ambos." y sobretodo, un minuto de silencio interrumpido por suspiros en honor a todo lo que vivimos juntos.

Se fue

Solía perderte para encontrarte sin buscar alguna explicación. Sabíamos querernos con ausencias sin buscar algo mejor. Dejamos caer todo en manos de lo que fuera, noches de palabras cruzadas y alguna que otra miseria. No fueron mas que momentos de sinceridad, hola te extraño y la luna abandonaba el lugar.  Si bien no entendimos que era lo que estaba mal, recuperábamos lo que había un día atrás. Fue el tiempo, inestabilidad, nuestras dudas por delante, hablar del tema estaba de mas si las penas eran grandes. Esta tristeza que llevo adentro equivale a las veces que dije cuanto te quiero, ya lo se cuando se trata de dos nada es fácil. A veces el se va o soy yo la que me alejo, esperando que me encontrara hasta que un día dejó de hacerlo.


Estaba segura que liberándose de toda esa gente que le hacia mal, alejaría las tristezas de su vida. No hacia mas que buscar a sus enemigos en todas partes. Ella pensaba que sin excepciones todos lastimaban alguna vez pero había quienes lastimaban mas. Quería estar preparada para evitar esos momentos. Culpaba a las personas y no entendía porque causaban tanto daño, en realidad nunca podría saberlo, ella no era así. Prefirió quedarse con la perspectiva de que cada uno se enceguecía al pensar en uno mismo, tal vez no era esta la respuesta y simplemente ellos herían porque querían y se sentían bien de esta forma.  Cualquier solución para tal por qué se relacionaba con el dolor de alguien que estuviera lastimado. Era simple pensar así, te lastima entonces no te quiere o todo lo contrario, te quiere demasiado. Tenia varias teorías validas y a la vez inútiles. No estaba conforme con lo que hacia, algo había fallado en ella. Seguía sin saber la razón de sus lagrimas y días que no significaban nada. Se olvidó de ella misma por buscar afuera una respuesta, en realidad ella era la respuesta. Somos capaces de autodestruirnos pero también somos nuestra mejor ayuda. Nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos. 
Aprendió a cuidarse un poco mas desde ese día.

sábado, 11 de agosto de 2012


Todo lo que hagas en la vida sera insignificantepero es muy importante que lo hagas porque nadie más lo hara, como cuando alguien entra en tu vida y una parte de ti dice: "No estas mínimamente preparada para esto", pero la otra parte dice: "Hazlo tuyo para siempre..."


Solo tengo un compromiso. Solamente tengo un propósito en la vida. Solo soy capaz de hacer lo indispensable. Solo hago lo que me apetece no siempre lo que debo. Solo me dejo llevar por la intuición. Solo beso o abrazo cuando realmente quiero. Solo necesito de mi. Solo soy capaz de vivir conmigo.



Explicame una cosa.
¿Como es que cuando miras a un tío no le ves ningún fallo, 
pero al verte a ti te ve todos los del mundo?

miércoles, 8 de agosto de 2012


  • He: Creo que es tiempo que hablemos de nosotros.
  • Me: Me iré primero. No es necesario que te sientas obligado conmigo, ahora entiendo todo lo que sientes. Así que no voy a seguir buscándote más.
  • He: María..
  • Me: Solo me queda darte las gracias por darme la oportunidad de intentarlo todo como pude. Por esto, podré ser como aquella taza de ceramica que debe soportar más de 1300º grados de temperatura, sufrir un severo tratamiento para que al final de todo ello, consiga ser fuerte.

jueves, 2 de agosto de 2012



Hagan soplar en la cara de la gente la felicidad.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Vacios inexistentes.

Realmente quiero escribir..
Aunque no esté ni en el momento idóneo, ni en la situación idónea para soltar palabras..
Pero, quiero que todo el mundo lo sepa, SOY IDIOTA.
Hoy he estado viendo fotos de hace algún tiempo, de cuando yo era feliz, bueno, o eso creía..
me he visto con mis amigas en la calle, con una sudadera y unos zapatos, que en ese tiempo se llevaban, con el pelo negro y la cara brillante, estábamos en aquella plazoleta, se me veía pequeña pero seguro que emocionalmente más grande.. las de la semana siguiente, ya no estaba con ellas, estaba con el. Y, a sido tan, fuerte, si, podría definirlo así.. Apretar el botón y verme besandole en la boca, acariciandole la cara.. Y observar en el tanta alegría, tanta.. Que he tenido que cerrar la pantalla del ordenador de inmediato, ha sido con un disparo directo al corazón.. Incluso contandolo me emociono.. Porque volví a apretar el botón y volví a ver otra foto, en esta estabamos abrazados y sonriendo, pero no la sonrisa falsa que todo el mundo pone para una foto, era una sonrisa verdadera, de las de verdad, de las que te sacan de tu historia y te mete directo un éxtasis de felicidad.. Y ahora mismo estoy escribiendo desde aquí desde donde empezó todo, mi cuarto, el punto de partida, ¿para que vuelvo aqui? Pues sinceramente porque todavía tengo un poco de fe en que las cosas bonitas tienen que pasar dos veces..'Una niña que tiene más fe que pelos en la cabeza'.. Pero.. ¿Y si ya no está de Dios?
¿Y si Dios ya no quiere esto para mi?.. ¿Y si lo quiere para otra persona?..
No, no estoy bien, tampoco quiero que el tiempo corra rápido, solo pido que lo que ha de pasar pase frente a mi, y que yo sea tan fuerte que ni el huracán más duro sea capaz de tirarme al suelo.


Y entonces me descubrí mirándome.
Allí estaba yo, en pie, justo enfrente del espejo donde siempre te imaginaba.
Entonces tus formas tenían el sentido perfecto, como parte de un plan astutamente preparado, te imaginaba siempre con la cantidad justa de luz, la suficiente como para que yo pudiese componer el resto.
Me descubrí mirandome y puse el empeño suficiente para descubrirme al detalle. Durante unos minutos centré toda la atención en mis ojos grandes de tonos oscuros, y fue entonces cuando por primera vez te descubrí en mi.
Allí estabas tu, en cada movimiento, en cada parpadeo.
Sorprendida decidí continuar con la ''auto-exploración'' y en cada uno de los paisajes de mi cuerpo pude descubrirte, en algunos más escondido que en otros, pero en casi todos estabas bien presente.
¿Por qué estaba sucediendo?
¿Por qué practicamente tu y yo formabamos un solo elemento? ¿Un solo ser?
Quizás te había idealizado tanto que ''de a poquito'' me fui componiendo contigo hasta descubrir que yo estaba completamente hecha de pedacitos de tí.