lunes, 28 de mayo de 2012

Hecho de menos caminar con alguien de la mano, unos labios que me colmen de besos sin tener que pedirlo, una voz que me susurre palabras de amor al oído, unos ojos que me hagan perderme de tal forma que no quiera encontrar el camino de vuelta, unos brazos en los que sentirme protegida y a salvo de cualquier temor, unas manos que me acaricien hasta que me quede dormida, un hombro en el que llorar sin preocuparme de inundarle el alma, alquien que no me llame rara sino diferente y especial... Una persona a quien pueda querer sin medida, de forma incontrolada y hasta perder totalmente la cordura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario