lunes, 28 de mayo de 2012

Me ahoga.
He llegado a un punto de mi vida en el que nada tiene sentido, en el que intente hacer lo que intente hacer todo me sale mal, todo se tuerce y toma inesperadamente el camino equivocado. 
Y nose si esque alguien me ha hechado un mal de ojo, si le caigo mal al destino, si la suerte es mi enemiga, si rompí mil espejos en mi vida anterior o si me persiguen los gatos negros... 
No se, porque aunque me esfuerce las cosas me salen mal, nose porque aunque lo intente mi vida no toma el camino correcto, porque me equivoco con cada nueva decision. 
Quiero empezar a pensar que mi mundo tiene sentido, que las cosas algún día se enderezaran y empezare a logar mis objetivos, quiero ser capaz de encontrar una razón para sonreír cada día. Y ojala inventaran una pastilla para olvidar los problemas, para poder ver unicamente las cosas que merecen la pena y eliminar el ruido.Y esque hay veces que el polvo no nos permite ver las cosas realmente importantes y solo somos capaces de encontrar problemas en cada situación.


Hay veces en las que tu mundo poco a poco se derrumba y para poder reconstruirlo hace falta mucho tiempo.
Hecho de menos caminar con alguien de la mano, unos labios que me colmen de besos sin tener que pedirlo, una voz que me susurre palabras de amor al oído, unos ojos que me hagan perderme de tal forma que no quiera encontrar el camino de vuelta, unos brazos en los que sentirme protegida y a salvo de cualquier temor, unas manos que me acaricien hasta que me quede dormida, un hombro en el que llorar sin preocuparme de inundarle el alma, alquien que no me llame rara sino diferente y especial... Una persona a quien pueda querer sin medida, de forma incontrolada y hasta perder totalmente la cordura.

jueves, 24 de mayo de 2012


Realmente me mata, porque el tiempo mata a las personas.
Me mata, esto, el no saber ni el como ni el porqué, ni el cuando, .. , 
El pensar que en cualquier momento, cualquier dia puedo dejar de existir y descubrir que realmente nunca he sido feliz, sería una desgracia.
Pero.. ¿Que piensas si te digo que no puedo?
Que no puedo mirar fijamente a unos ojos que no sean los tuyos, que no podría aunque quisiera.
Y que tendría la capacidad de reconocerte de entre miles y miles de personas, inconfundible e incomparable, tanto como esos labios.
Y aunque estas palabras jamás serán pronunciadas por mi boca, (porque escribo todo lo que callo y callo todo lo que escribo) quiero que sepas que te quiero.
Si, te quiero más que a nada en este mundo, por encima de cualquier otra cosa, como a nadie se ha querido jamás, hasta la luna y volver..
y aunque sé que no lo grité a los cuatro vientos como en su dia prometi, ni aunque lo callara o lo disimulara demasiado bien o simplemente lo escondiera frente a ti mismo.
Sabía que lo sabías, por eso, no quiero irme a ninguna parte sin poder decírtelo, sin poder decirte que
'quiero hacerte feliz'
Sé feliz.

lunes, 14 de mayo de 2012

No se si comerte a besos, o controlar mis ganas de ti para que seas tu el que me debore poquito a poco. No acabo de comprender que es lo que me has dado para tenerme prendida de esa manera tan insana, como si solo me importara la direccion de tus pisadas. No se como haces para estar siempre presente en mi cabeza, incapaz de olvidar tus sonrisas en la pobre luz de la luna, el tacto de tu mano junto a la mia o esos abrazos repletos de sentimientos entrecortados... El sabor de tus besos recorriendo mi cuello, mientras intento contar hasta diez para mantener el corazon dentro del pecho..

Tengo miedo, si lo reconozco, tengo mucho miedo de encapricharme tontamente de ti, de volverme loca por tus huesos, de ser incapaz de pasar un dia entero sin que se cruce tu rostro por mi mente, miedo de quererte sin medida y sin control, de vivir un cuento de hadas con un final triste. Miedo de sentir que si tu no estas mi vida no tiene sentido, que mi corazon esta vacio cuando tu estas lejos...
Y lo siento si a veces soy una pesada, si te acribillo a mensajes para sentirte un poquito más cerca, o si me cuesta dos veranos despedirme de ti... Lo siento si cuando estoy contigo solo tengo ganas de decirte lo mucho que me importas pero no pronuncio palabra, lo siento porque ya no se vivir sin tus besos, porque a la hora de haberte visto ya tengo mono de ti, eres pura adicción.

Te prometo ser todo lo que as estado buscando, que siempre estaré ahí cuando lo necesites, siempre dispuesta a calmar tu llanto, a darte mi apoyo incondicional. Prometo mimarte como si fueras un rey, nunca te faltaran besos de buenas noches ni miradas de las que hacen soñar. Me aprendere toda tu vida y are que tengamos otros mil millones de momentos para recordar, de historias sin final, 
solos tu y yo.

martes, 8 de mayo de 2012


Todo eso, el sentimiento, el caos, el miedo, la sorpresa, los gritos, la rabia no fueron un error. No en conjunto. Sí por partes.
En conjunto fue un aprendizaje, un antes y un después.
Y fue un injusto intercambio, me diste más, más experiencia, más cosas malas, más cosas buenas. ¿Y yo? Yo no te dí nada que te fuera a servir. Yo te dí mi todo, un todo que no te serviría más que para recordar en una larga e inmensa línea del tiempo. Algo para lo que no estabas preparado, porque después de todo, no estuviste preparado para mí. Porque, después de todo, no quisiste estarlo.


lunes, 7 de mayo de 2012


Ella, tan ilusa como siempre fué, allí, esperando, sentada, con la maleta en una mano y en la otra el billete de ida y en su pecho un tremendo terremoto, que le hacía temblar todo su cuerpo.
Ya no por el echo de que iba a coger ese avión hacia muchos kilometros y de que ya vuelta no hubiese.
Más que nada por aquella intrepidante espera con la que miraba aquella puerta, esperando que un tal alguien apareciese ''por sorpresa'', con un ramo de flores, impidiendo para siempre su ida.
Y así hasta que el avión preparado estubo, cuando escucho que su vuelo iba a marchar, se levantó, colgó su chaqueta en su brazo, se secó las lágrimas y agarró fuerte su maleta.
Comenzó a caminar hacia el avión y antes de entrar en aquel pasillo que le llevaría directa a un futuro tan inesperado como distanciado, paró y volvió a mirar atrás, pero no, nadie se presento allí como ella esperaba. 
Y al instante fue conciente de ello. Con mil y una lágrimas asomadas, se dió media vuelta y siguió caminando.. Ya estaba dentro de aquel avión, ya no había marcha atrás. Buscó un asiento y se sentó al lado de la ventana, le gustaba ese sitio desde pequeña, observar todo lo que había fuera le hacía sentirse más tranquila.
Así que allí estaba, mirando hacia afuera, miraba las nubes y pensaba en todo lo que dejaba atrás,..
Sabía que hacía lo correcto, aunque nunca estubo muy segura.
Nunca supo que debía haber pasado, ni que hubiera pasado, ni que pasaría,.. Nunca supo nada de eso. Pero ya la deba igual, se encontraba a miles de kilometros de su tristeza, o eso pensaba..
Bajó del avión, levantó la cabeza y observó aquel lugar, aquel cielo, aquel aire fresco y se dijo a sí misma 
''Otros futuros me esperan, la felicidad aguarda en aquel que la busca por tierra, mar y aire..''


jueves, 3 de mayo de 2012

- Tengo tendencia a pensar demasiado. Mis mayores éxitos fueron producto de decisiones que tomé cuando dejé de pensar e hice sencillamente lo que me parecía correcto. Aunque no hubiera ninguna buena explicación para lo que había hecho. Aunque hubiera muy buenas razones para que no hiciese lo que hice.