martes, 10 de abril de 2012

Descartes


Pero en seguida advertí que mientras de este modo quería pensar que todo era falso, era necesario que yo, que lo pensaba, fuese algo. Y notando que esta verdad: 'yo pienso, yo soy'' era tan firme y cierta, que no podían ignorarla ni las más raras suposiciones de las psicóticas como yo, juzgué que podía admitirla, sin miedo..

No hay comentarios:

Publicar un comentario