martes, 17 de abril de 2012

No quiero más besos sin amor, ni palabras que se evaporan para no volver. Caminar con pies fines por los bordes del corazón, temiendo aquellos susurros que se elevan por encima del hombro, temiendo esos ojos que te miran desde lejos queriendo decir lo que la razón no se atreve a pronunciar. Olvidé todo el daño que causan las sonrisas perdidas, olvidé lo cerca que estuve del palpitar de tu corazón y lo rápido que decidí cambiar de lado, sin un porqué, sin un adiós.
Quizás quería pasar mil primaveras junto a ti, cerrar los ojos sin miedo, querer aunque doliera...


No hay comentarios:

Publicar un comentario