miércoles, 4 de abril de 2012

Hay que tomar decisiones, tarde o temprano hay que hacerlo, y debemos hacerlo nosotros mismos, los que estamos a este lado del espejo. No podemos dejar toda la vida al azar, al destino, a Dios, las cosas no se hacen solas, sé que es difícil pero, ¿Quién lo hará por nosotros si no lo intentamos?. 
¿En qué nos ayuda engañarnos a nosotros mismos?, podemos ponernos disfraces, disimular caminos, ilusiones,amores... pero al final resulta que ante el espejo, estamos solos. ¿Por qué es tan difícil tomar decisiones?, de echo, con espejo o sin él a veces basta con abrir los ojos y ver lo que tienes delante. 
Lo que es realmente difícil es que esas decisiones ya tomadas y realizadas sean las acertadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario