viernes, 6 de abril de 2012

El espejo me devuelve a esa realidad que me hace confundir lo que es real y lo que no. Se trata de ese tipo de locura que te hace verlo todo tan sensible pero dañino, no quieres hacer molestia alguna pero te matas a ti mismo. Y siempre sabes que esta no es la manera.


Quizá los príncipes han muerto en su lucha de buscar una princesa no psicótica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario