martes, 10 de abril de 2012

¿Cómo explicar lo que siento sin insultarme?.




Miro, sonrío, y me destruyo poco a poco entre sonrisas falsas. Inseguridad, vuelvo a mirar y entonces ya ni siquiera hay una sonrisa forzada, hay lágrimas, hay caras tristes, un rostro irreconocible. Me estoy haciendo tanto daño, me consumo atacándome de la manera que hago, pero ya no sé como parar. No sé en qué momento comencé a asquearme y a odiarme, ni sé en qué momento me quedé con los problemas y las preocupaciones de los demás para esconder los míos, ni mis cosas ni yo misma me importo y al no importarme no los intento solucionar, y esos viejos problemas se van juntando con los nuevos y entonces caigo, caigo y no sé como levantar. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario