sábado, 28 de abril de 2012

Quiero escribir la historia más bonita jamás contada, quiero escribir algo tan perfecto que no haya palabras lo suficientemente extraordinarias como para narrarlo, no hay imágenes posibles para representar su esplendor y es que ni la melodía mas preciosa de este mundo sería capaz de representar ni la cuarta parte de su banda sonora. Es algo tan maravilloso que abarca todos los sueños de este planeta unido a unos cientos de "y comerán perdices..." 
Será la historia más larga que se haya inventado, tanto que faltarán horas en el día para poder ser contada, ajena de un "continuará" y sin segundas ni terceras partes, pero a la vez tan grande que no tendrá final.

martes, 24 de abril de 2012


Fase 4aceptación y principio de superación
¿Por qué sufrir por algo que no tiene remedio? Ya me canse de llorar, ya me canse de sufrir, de atormentar a mi frágil corazón... Te di todo a cambio de nada, te quise como ninguna, te prometí la luna y te regalé cada una de las estrellas, te escuché y apoyé cuando mas lo necesitaste, sólo era capaz de ver tus ojos entre una multitud, tus labios entre todos los posibles besos del planeta, tu mano cuando necesitaba algo donde agarrarme... No se si me llegaste a querer o solo jugabas, tengo dudas de si realmente te importé, de si mis besos te hacían volar y tus carcajadas eran sinceras. 
Me pregunto si todo esto pasó de verdad o sólo es producto de mi imaginación, porque un final así es tan surrealista que ni en hollywood.

Mi cabeza no sabe que pensar, mi corazón se debate entre la cordura y la locura insana por tus huesos, mis labios únicamente sienten la necesidad de volver a rozar tu piel. Aun que fuera solamente por un minuto me encantaría no pensar, me encantaría olvidar y poder ser feliz, dejar de cuestionarme el mañana y empezar a vivir el ahora. 
Empezar de nuevo otra vez, desafiando las leyes de la razón, escapando a la suerte y huyendo de los sentimientos por miedo al dolor. Me encantaría poder ser libre, me encantaría echar de menos a alguien que me llene de cariño sin pedir nada a cambio, que se preocupe por mi, y me diga "te quiero" de vez en cuando... Alguien con quien hacer LOCURAS en mayúsculas, alguien que acompañe mis carcajadas con las suyas formando así la melodía mas bonita para mis oídos..
 

lunes, 23 de abril de 2012



'Sería bonito decir que nuestras miradas se encontraron y que yo me acerqué lentamente a ella. Sería bonito decir que sonreí y que hable de cosas agradables y de futuros prometedores, que la sorprendí con una carta o alguna rosa que espera ser recibida, como el Príncipe Azul de algún cuento de hadas. 
Por desgracia, la vida casi nunca tiene un guión tan meticuloso. 
Pero allí estaba yo, y yo no estaba preparado para ese encuentro. Estaba a apenas tres metros de mí cuando levantó la cabeza y me vió. Su rostro se iluminó, como si alguien hubiera encendido una vela en su interior que la hiciera resplandecer. Me sonrió y yo me acerqué a ella y me senté a su lado..
Por un instante, pareció que fuera a hecharse en mis brazos, pero en el último momento se paró y miraba a las personas que estaban sentadas alrededor de nosotros. Y luego me miró a los ojos y me dijo que pensaba que no iba a aparecer por allí. Lo hizo con elegancia y ese interesante misterio que aborda. pero aun así seguía sonriendo..
Entonces comprendí que era preciosa. Era una sonrisa dulce, cariñosa y tímida,... Era cordial, sincera y ligeramente educada. Cuando me sonrió, sentí... 
No se me ocurre cómo describirlo, de verdad. Sería mas fácil mentir. Podría copiar algunas frases de cualquier historia y contaros una mentira tan familiar que no dudaríais en tragárosla. Podría decir que me temblaba la voz. Que me costaba respirar. Y aun así...
Me sentí como el hielo mismo, resquebrajado de pronto, con grietas extendiéndose a partir del sitio donde ella me había tocado con sus primeras palabras después de tanto tiempo, allí, donde habían llegado, al fondo de mi pecho. La única razón por la que me sostenía era porque el millar de piezas que me componían se apoyaban unas en otras. Temía derrumbarme si me movía.
Quizás fuera suficiente decir que me bastó con una sonrisa.
Pero con todo eso, no me porté como debí, el miedo me cegó y me hizo decir palabras que en la vida pensaba pronunciar.. Palabras que herían como cuchillos y que estaban tan frías que cada vez que abría la boca le quitaba una de sus sonrisas.
Hablé demasiado y nada de lo que hablaba eran similares a mis pensamientos, quizás fueran los aires de hombre, o quizás de niño. O yo que sé que..
Pero me aterrorizo cada vez que pienso que realmente le pedí que se fuera de mi vida, aún sabiendo que sin ella ,no podría vivir.'

Cuando sientes la necesidad de sacar todo lo que llevas dentro, cuando no hay suficiente hilo en el mundo para coser los descosidos de lo más profundo, cuando las palabras retumban en tu cabeza haciendose oír por encima del ruido, cuando decides no mirar a los ojos por miedo a perder, cuando los sueños hacen daño, cuando las caricias se vuelven escasas y los besos ya no saben a amor. 
Entonces y solo entonces te replantearas la existencia de un principe dispuesto a salvarte de los peligros del amor, capaz de rescatarte de esa oscuridad en la que te encontrabas hundida, con una simple sonrisa, con una simple mirada de esas que paran el tiempo y detienen los semáforos.

"Quiero que flotes, quiero verte cantar con furia y bailar como posesa, verte feliz hasta el delirio o dispuesta a serlo. Ya se que suena un poco cursi pero el amor es pasión, obsesión, no poder vivir sin alguien. Mira, pierde la cabeza, ¡encuentra a alguien a quien amar como loca y que te ame de igual manera! ¿cómo encontrarlo? Olvida el intelecto y escucha al corazón. Porque lo cierto es que vivir sin eso no tiene sentido alguno, llegar a viejo sin haberse enamorado de verdad... Es como no haber vivido. Tienes que intentarlo, porque si no lo intentas no habras vivido. Nunca se sabe, quizás caiga una estrella..."

domingo, 22 de abril de 2012

Que el amor no se mide por el número de 'te quieros' al día, el amor se mide por todas esas palabras que no hace falta pronunciar... por esas miradas que te dejan sin respiración, o esas caricias que hacen que pierdas la noción del tiempo. El amor es sentir que se te para el corazón cuando le ves marchar, es besar hasta quedarse sin saliva y aún así tener ganas de más. Son segundos, minutos, horas, días y años, no es un 'para siempre' si no un 'ahora' y un 'mañana', un 'hasta luego' en vez de un 'adiós'. Es mirar mucho más allá de lo que ven los ojos, sentir hasta que te explote el corazón, pensar hasta que creas que te vas a volver loca... loca por amor.



Átame el corazón para que no vaya corriendo detrás de más idiotas, córtame las alas e impídeme volar a ese mundo donde aún existe un príncipe azul. Tápame los ojos, aprétame la venda y evítame mirar, evíta que me vuelva a cegar con un corazón lleno de moratones. Cóseme las heridas, curame con alcohol, azme sentir dolor, azme sentir que sigo viva... Grítame al oído si me ves pensando más de la cuenta, si me ves dibujando corazones en el margen de la hoja. Prohíbeme soñar con besos sabor sus labios, con miradas de esas que te rozan el alma y te hielan los huesos. No me dejes olvidar el sonido de un adios, no me dejes olvidar que el amor también tiene fecha de caducidad. Azme ver la realidad, no permitas que mi corazón se vuelva a desgarrar.
Tira la llave de mi corazón al río, escóndela en la pesadilla más aterradora, en el estómago de un dragón, en el polo norte o en el polo sur, me da igual, pero, guárdala, como si fuera un tesoro, guárdala hasta que aparezca "él".
Ese ''él'' que no me quiera hacer daño y que solo esté dispuesto a hacerme feliz.

''La melancolia es un color que no es demasiado desagradable'', la melancolía es un territorio donde caen las canciones, es una caída de la tarde, es una pareja que está perdiendo la pasión, son unas canas que aparecen, es el territorio del sentimiento. No le tengo el menor miedo la melancolía, vivo ahí desde hace mucho tiempo.


miércoles, 18 de abril de 2012




No te entiendo, no me entiendo, nadie entiende. No se a que a juegas, no se que pretendes, no se NADA. Estoy cansada de ti, ¿no lo notas? Claro que aun hay algo de ti en mi, no te lo niego puesto que seria una estupidez por mi parte, pero ya todo esto me quema, me asfixia.
Sigue por tu camino, que yo seguire por el mio, nada de sonrisas fugaces para ilusionarme, nada de miradas intensas que se clavan en lo más profundo y que luego cuesta sacarla. 
Si te dije que queria pasar pagina dejame intentarlo, quiero pasar esa pagina que tanto me pesa y que tu, no estes en la siguiente.

martes, 17 de abril de 2012


Y quizás nos equivocamos al querer comernos el mundo en una tarde, quizás el ansia de besos nos cegó impidiéndonos ver que hay algo más. Palabras ausentes esperando salir de una boca que no es tuya, miradas distraidas que juegan al veo veo sin descanso, rehuyendo unos ojos que hablan sin necesidad de pronunciar. No significa que halla algo más, abrazos perdidos en la oscuridad de la noche; tus ganas de cometer locuras a la luz de la luna chocaron con las mias de rozar el sol con las llemas de los dedos, provocando una expansión por todo nuestro alrededor, Acercandome de nuevo el dolor.





Aprendió que no siempre al cerrar los ojos consigues dormir; que por mucho que te empeñes en hacerle caso a tu cabecita, acabará ganando el corazón por goleada. Vendió miles de sueños al olvido, cientos de promesas y solo un par de adiós. Escribió sin remitente, ni argumento, con la esperanza de llegar a las comisuras de una sonrisa, con la esperanza de encontrar ese algo del que todos hablan...


No quiero más besos sin amor, ni palabras que se evaporan para no volver. Caminar con pies fines por los bordes del corazón, temiendo aquellos susurros que se elevan por encima del hombro, temiendo esos ojos que te miran desde lejos queriendo decir lo que la razón no se atreve a pronunciar. Olvidé todo el daño que causan las sonrisas perdidas, olvidé lo cerca que estuve del palpitar de tu corazón y lo rápido que decidí cambiar de lado, sin un porqué, sin un adiós.
Quizás quería pasar mil primaveras junto a ti, cerrar los ojos sin miedo, querer aunque doliera...


Y así es..
El cuento ha cambiado, el zapato no se ha encontrado, caperucita se come al lobo,el príncipe se vuelve sapo, la príncesa tiene estrías, hay que cenar con la madrasta en nochevieja, el hada madrina se jubiló y los enanos trabajan en el circo.



'Golpearle a la distancia siempre que pueda sentirte cerca'..

sábado, 14 de abril de 2012

Y cuando te des cuenta verás como se pone el sol y pasa la tormenta.
No importante nada, solo sobrepasar esos limites, esos que te matan, te ahogan , y no te dejan vivir de verdad. Odio la rutina, la monotonía...
Estoy dispuesta a hacer de mi vida una completa aventura, sobrepasaré todo limites, y haré lo que nunca he hecho; hasta el momento, en el que por completo pierda la cabeza. Y ahí, solo en ese momento voy a sentar cabeza, y me preguntaré, ¿qué he hecho mal? pero eso sí.. sin arrepentirme de NADA, porque he sido feliz, y he sabido VIVIR, como nadie lo ha hecho.

miércoles, 11 de abril de 2012


La niña del ''aguanta el golpe''
Y entonces te das cuenta que no hay razón para lastimarte por tu pasado, pues es este quien te ha convertido en la persona que ahora eres. Caeré mil veces más si esto significa que seré fuerte como una piedra, y no una pequeña de esas que encuentras en el camino y a las que no les das mucha importancia, una gran roca, indestructible, y con alguna forma alegre para convertirse en sinónimo de admiración.

Erase una vez en una pequeña ciudad nació una pequeña niña con grandes sentimientos.
Una niña de pelo negro y ojos marrones, una niña inocente, sorprendida por el inmenso mundo, pero nunca asustada. Una niña con los pies en la tierra y la cabeza en el cielo, una niña que se mordía las uñas, una niña que quería cambiarlo todo, absolutamente todo, con una sonrisa, una niña cariñosa con todos pero de lágrima floja y burnerable como ella sola. Una niña que corría tras imposibles, una niña que tenía más fe que pelos en la cabeza, una niña tan fuerte como una armudura de hierro, una de esas imposibles, una niña feliz.
Una niña que con el tiempo perdió la sonrisa, una niña que cambió su alegría por el odio de sentirse grande en tristezas, una niña que ahogó sus sentimientos en lágrimas, una niña que dejó de ser inocente, una niña que se asqueó hasta de sus propios sueños, una niña que de tanto correr tropezó y calló. Una niña que se levantó, se secó las lágrimas, se limpió las rodillas y siguió corriendo.
Una niña que creció y se hizo mujer.
Aunque siempre seguirá siendo.. ''La pequeña María''

martes, 10 de abril de 2012

Descartes


Pero en seguida advertí que mientras de este modo quería pensar que todo era falso, era necesario que yo, que lo pensaba, fuese algo. Y notando que esta verdad: 'yo pienso, yo soy'' era tan firme y cierta, que no podían ignorarla ni las más raras suposiciones de las psicóticas como yo, juzgué que podía admitirla, sin miedo..

¿Cómo explicar lo que siento sin insultarme?.




Miro, sonrío, y me destruyo poco a poco entre sonrisas falsas. Inseguridad, vuelvo a mirar y entonces ya ni siquiera hay una sonrisa forzada, hay lágrimas, hay caras tristes, un rostro irreconocible. Me estoy haciendo tanto daño, me consumo atacándome de la manera que hago, pero ya no sé como parar. No sé en qué momento comencé a asquearme y a odiarme, ni sé en qué momento me quedé con los problemas y las preocupaciones de los demás para esconder los míos, ni mis cosas ni yo misma me importo y al no importarme no los intento solucionar, y esos viejos problemas se van juntando con los nuevos y entonces caigo, caigo y no sé como levantar. 





sábado, 7 de abril de 2012

Hola, puede que me conozcas y puede que no. Puede que me quieras, pero seguramente acabarás olvidándome pronto, muy pronto. Quiero que quede claro que de sonreír no va la felicidad, ni por llorar más se es más desgraciado. Que un día puede ser maravilloso y el siguiente un desastre. Puede que te guste la playa o la montaña, la chica a la que lees, no sabe lo que prefiere. Puede que quiera gustar a los demás, pero necesita gustarse a sí misma. Puede parecer mayor, pero realmente es minúscula. A menudo se siente sola, y pocas veces tiene ganas de hacer algo de provecho. Y puede que en épocas miraba un gran futuro, y ahora le cueste pensar que tendrá que acostumbrarse a mirar desde otro punto de vista. Esa chica se esconde entre libros y esfuerzos. Ella no es inteligente, ni guapa siquiera. Y seguro que no creerá cumplidos de nadie. Y puede que siga escribiendo al igual que puede que no.


No hay nada en mi interior que se inmute por absolutamente nada. No hay sentimientos, no existe algo más. Soy una jodida página en blanco que no recuerda cómo se sentía antes, ¿y si ya no existe una manera de regresar, de pensar que todo estará bien?. 
Creo que he ido mutilándome hasta llegar a lo que ahora soy. Con mis tropecientas lágrimas al día, con mis caídas. Con esa asquerosa sonrisa de cobarde que se me dibuja en la cara.
Pero es que no quiero que caiga nadie más conmigo.

Solía venir aquí, cuando el mundo se hacía tan pequeño que no podía respirar. ~

viernes, 6 de abril de 2012


I hate myself


Muramos, rápido, no quiero seguir con esto. Existe demasiada tristeza, chocando entre sí, produciendo la mayor bomba expansiva de la historia y terminando con todo a su alrededor. Trágico final, no importa como sea, solo final.
Quería que alguien le dijera que realmente era preciosa, que no necesitaba estar rompiendo porciones de sí misma o dejandose las horas en pensar como ser la 'mejor chica del mundo'. Quería ver que era perfecta, 
¿tan jodidamente perfecta como para nunca dejar de quererla?
Pues así.

 
Es como cruzar una linea y sentirte peligrosa
La música de fondo, las lágrimas que nunca se separan. Los recuerdos, la fuerza.  Las ganas de salir corriendo, y romper todo lo que se cruce en tu camino. La estupidez de los demás. Las amenazas que nadie cree. El asco que se puede sentir por todo. Las personas, las que entienden, o las que no son más que criajos sintiendose comedores de mundos. Los ejemplos, lo perfecto, espera ¿perfecto?.. Las sombras, el miedo. Las inseguridades, las caídas. El dolor, la nostalgia a sentir. El descubrir quién eres, decepcionarte. El agotamiento mental, no poder dejar de dormir. Perder los miedos, volverte un monstruo insensible. Toda esa indiferencia, sentirte incapaz, seguir muriendo. Pero entonces.. Mejorar, sonreír, volver a caer.
Soy tan extraña, tan imposible.
Se quedó mirando como caía la lluvia por la ventana sin notar frío, ni un poquito, esa casa de pequeños techos y colores cálidos la protegía del inmenso exterior. No había ruido de coches, ni de personas que hablan sin tener qué decir. Ahora por fin podía pensar, pero no quería hacerlo. Quería que todo se quedase así, odiaba verse obligada a reaccionar. 
Todo va a ir bien -se dijo- pero como de costumbre no creyó una palabra.

El espejo me devuelve a esa realidad que me hace confundir lo que es real y lo que no. Se trata de ese tipo de locura que te hace verlo todo tan sensible pero dañino, no quieres hacer molestia alguna pero te matas a ti mismo. Y siempre sabes que esta no es la manera.


Quizá los príncipes han muerto en su lucha de buscar una princesa no psicótica.

miércoles, 4 de abril de 2012

Hay que tomar decisiones, tarde o temprano hay que hacerlo, y debemos hacerlo nosotros mismos, los que estamos a este lado del espejo. No podemos dejar toda la vida al azar, al destino, a Dios, las cosas no se hacen solas, sé que es difícil pero, ¿Quién lo hará por nosotros si no lo intentamos?. 
¿En qué nos ayuda engañarnos a nosotros mismos?, podemos ponernos disfraces, disimular caminos, ilusiones,amores... pero al final resulta que ante el espejo, estamos solos. ¿Por qué es tan difícil tomar decisiones?, de echo, con espejo o sin él a veces basta con abrir los ojos y ver lo que tienes delante. 
Lo que es realmente difícil es que esas decisiones ya tomadas y realizadas sean las acertadas.