martes, 27 de marzo de 2012

El camino que conocías, las palabras que sabías, los olores y sabores que hacían que te sintieses protegida...decidir acabar con todo. Sentir que, de no hacerlo, no irías a ninguna parte y te quedarías allí, fingiendo vivir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario