martes, 21 de febrero de 2012

Parece que el sol brilla más en otra parte
Hay días que parece que va a acabar y otros son más tristes que una despedida en la estación. Es igual que nuestra vida, que cuando todo va bien... un día tuerces una esquina y tu vida se tuerce también. Con el paso de los años nada es como yo imaginé, y siento que el tiempo se me está escapando, se me ha ido de las manos y ya no se como controlar esto, que los minutos pasan cada vez más rápido, las horas corren de un lado a otro del reloj y no se como pararlo. Quiero que pare, por favor, que pare.
El tiempo no puedo correr tan rápido, que yo no alcanzo y me quedo atrás, por favor para ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario