lunes, 13 de febrero de 2012

The choice was mine, I didn't think enough..
Olvidemos todo lo que nos hemos dicho alguna vez, hagamos como si todo hubiera sido un dulce error, antes de que se estropeen hasta los recuerdos. Todo lo que soy, todo lo que he sido alguna vez, ya no está aquí, y no sé a donde he ido a parar. 
Me tumbaría aquí mismo y me olvidaría del mundo. Dejar de preocuparse, dejar de pensar, dejarse llevar… Sólo me apetece perder el tiempo..
Pero no me sé dejar llevar, enamorarnos nunca se nos dio bien, aunque sólo haría falta unas notas al ritmo de un piano y unas miradas tropezando.
Es difícil sobrevivir sólo con una sonrisa. Buscar la razón para ser feliz cada día. Pensar que mañana puede pasar cualquier cosa. Respirar bien hondo y ponerse en manos de Dios.
Porque..¿quién sabe dónde estarás dentro de unas horas? En la cima de una montaña, nadando para alcanzar el horizonte, cruzando una mirada que te llene, saltando alto intentando alcanzar el cielo…

Creo que me estoy equivocando, sólo estoy tumbada en el jardín, rozando con los dedos las rosas, sustituyendo el olor de tu piel por el frescor del césped, no espero que tú vengas aquí conmigo y te tumbes a mi lado. Pero, si estuvieras aquí, ¿lo harías? Podríamos pasarnos horas hablando, me gustaría saber cuáles son tus esperanzas, cuáles son tus sueños, y que me lleves al sitio donde los guardas. Y poder hacerte sonreir como nadie, convirtiendo uno de tus sueños en realidad, y que sustituyas otro de ellos por el deseo de estar conmigo.
No espero nada, sólo estoy perdiendo el tiempo… Dejé de buscar tu mirada perdida entre la gente hace ya tiempo, cuando supe que no te habías perdido, sólo te habías olvidado de este sentimiento. Y ahora mi mirada está abierta a cualquiera… cualquiera puede convertirse en alguien. Alguien puede entrar de lleno en mi vida, y ocupar mi corazón. Y quién sabe si ya dejaría de dedicarte palabras, tiempo y sentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario