lunes, 17 de diciembre de 2012

Si tuviera que empezar por algo empezaría por tus lunares, si tuviera que elegir un lugar elegiría tus brazos, si tuviera que elegir un sitio sería al ladito tuya, si tuviera que elegir unos besitos serían los tuyos, si tuviera que elegir un número empezaría claramente por uno y terminaría por nueve, si tuviera que elegir un refugio eligiría tu pecho, si tuviera que elegir palabras que cambiaron mi vida serían 'Dios', 'cielo', 'estrella' y 'luna', si tuviera que elegir un reflejo sería indudablemente el de tu mirada, si tuviera que elegir una noche iría atrás, si tuviera que elegir un sabor sería el de tu boca, si tuviera que elegir una sensación sería la que se apodera de mi cuando por un instante huelo tu perfume por la calle un día cualquiera, sin ni siquiera esperarmelo y de repente sin querer espero que seas tu al que vea al darme la vuelta y entonces odiarlo todo por un momento al ver que no, que no eres tú, que tu ya no vas a estar ahí para pasar por mi lado y chocarte conmigo, que tu ya no estarás nunca más.. Aunque después de todo  si tuviera que elegir un adjetivo para definirte sería 'héroe'.



Le quitas toda la emoción al verso. Lee entre lineas. 
Haz un esfuerzo. Ponte en situación. Imagina que estoy frente a ti. 
Que estoy cerca. A cuatro, a tres, a dos centímetros de ti. Que mis manos 
suben despacio por tu espalda, por tu cuello.. Que sólo estamos tu y yo. 
Que te atraigo hacia mí y pasamos a medir las distancias en milímetros. 
A estas alturas ya deberías sentir mi respiración, ya deberías escuchar 
cómo te lo digo al oído..
-Quiero besarte..

domingo, 9 de diciembre de 2012

Después de aquello todo empezaba con un 'te echo de menos' que solía salir de su parte cada aproximadamente mes y medio y acto seguido comenzaba una extraña y larga cadena de acontecimientos que sucedían en orden..Primero, el 'te echo de menos' luego el 'no te puedo olvidar, eres una persona especial', a veces se colaba uno de sus 'tengo ganas de ti', seguidamente continuaba con el 'necesito volver a besarte' y finalizaba el proceso con un par de besos y abrazos intensamente regalados por ambas partes.. Era algo como programado, siempre pasaba lo mismo.. Parecía que como si no pudiesen vivir el uno sin el otro.. Y hacían esto porque no podían aguantar un minuto más sin besarse una y otra vez.. Quizás era porque no se habían olvidado todavía o quizás porque no querían olvidarse nunca o porque eso de olvidar no iba con ellos.
Hubo una vez en que el proceso tubo una parte más, una última parte y esta acababa en 'te necesito a mi lado, es que quiero empezar de cero, desde el principio, quiero estar en tus buenos y en tus malos momentos, quiero que seamos el uno para el otro, quiero.., quiero.. y quiero..' y no paró de decir 'quieros' terminados en consonantes con vocales solamente porque desgraciadamente nunca llegó a darle sentido a la frase.

lunes, 26 de noviembre de 2012



Me gustaba lo que provocabas en mí; también hay veces ahora, que cuando el dolor deja un respiro al corazón, me gusta pensar que yo he podido provocar eso mismo en ti.
Pongo carteles de “Se busca”; mientras reviso en los cubos de basura; a ver si has tirado nuestros besos tan improvisados; en los labios de esa chica. Busco en el fondo de una mirada, haber si me explica qué pasó, qué decidiste hacer con esos restos que aún quedaban de nuestro amor.. A cualquiera que me escuche, atento: Lo ando buscando por la calle, me paso por los bancos de aquel parque. Si lo encuentras, dile que lo ando buscando, lanza una estrella o cualquier luz que se le parezca, allá donde esté si lo ves, para que yo sepa que está ahí.
Hoy me he dado cuenta de que ya no tengo esperanza.
Es increíble que entre todos los caminos que se abrían ante mí para elegir justo el único camino equivocado, justo fue el que decidí tomar.. el único camino sin salida.. El que me haría retroceder dos pasos 
y estancarme  .
Comienzan mis dudas, se esfuman los sentimientos, todo parece de un color algo más oscuro..
Parece que el tiempo no pasa por aquí chico.. Parece que fue ayer cuando todavía podía sentirte respirar en mi oído..
Que sí, que la vida no se acaba por mucho que me duela esto; que aún respiro.
Que la vida me pega puñetazos; y yo me caeré, pero lograré levantarme.
Que no eras la persona indicada, ni fuiste el momento oportuno, ni los actos correctos.. Que si, que nos corroía la inmadurez y la falta de coerencia en nuestros 'te quieros'.. Pero ahora que ya somos un poquito más grandes  podemos verlo más claro.. ¿No crees?.. Yo sí.. Sé que te veo mucho más claro y con más fuerza en mi historia, en mi vida.. Y sin embargo tu tienes claro que no han de ser mis manos las que te acaricien por las mañanas ni mis besos los que te despierten..
Dios tiene una historia perfecta para mi, lo sé.. No se que tipo de historia.. Pero seguro que es la que necesito.


domingo, 11 de noviembre de 2012


No entiendo la gente que dice que todo tiempo pasado fue mejor. 
Para mí lo mejor de mi pasado es que por suerte ya pasó.
El pasado es como algo que te dejaste por olvido en la caja de algún supermercado..
Se pone rancio, se pudre, hay que tirar el pasado y vivir el ''hoy''.
Si estás siempre mirando el pasado es porque te quedó algo pendiente, un botón sin coser, una puntada sin dar.. Y yo tengo los botones bien cosidos y las lentejuelas bien pegadas, por eso miro solo para adelante.
El pasado es como un vestido que no nos podemos poner nunca más. 
Dicen que nadie escapa a su pasado. Yo digo que el que no escapa es porque no quiere escapar. Yo no le escapo al pasado, le huyo, yo vivo el presente. La misma palabra te lo dice, "pasado", es algo que ya pasó, que ya fue. Por eso lo mejor es dejar atrás el pasado. ¿Qué es lo que buscan cuando vuelven atrás? ¿Qué quieren encontrar?.. ''ALGO QUE SE PASÓ DESAPERCIBIDO EN SU MOMENTO Y QUE HOY PUEDA RESULTAR ÚTIL AL PRESENTE, QUERER REPETIRLO'' ¿Sabes porque yo también lo busqué?.. Porque creía que podía derribar un árbol con mis manitas, solita y a mi fuerza.. Que nunca me creí realmente eso de ''que sea lo de Dios quiera''.. Y por eso precisamente nada salió como yo quería que pasara.. Por mi enorme falta de fe y por mi encadenamiento al pasado..Por eso te amarga, te da insomnio, te vuelve obsesivo. Hay que soltar el pasado. Por favor, hay que mirar al futuro. 
Se usa tanto el tiempo pasado y tan poco el tiempo presente, o futuro. Si miras para atrás 
lo único que haces es detenerte.El que vive colgado del pasado se vuelve una persona resentida, rencorosa o melancólica lo cual es peor.
Yo trato y trato de soltar el pasado, pero parece que es el pasado el que 
no me suelta a mí.


Después de un tiempo uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar el alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender.
Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes.. Y los futuros tienen una forma de romperse por la mitad un tanto fea.
Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado.. hasta la luna quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propio interior en lugar de esperar que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende...y con cada día, uno aprende.
Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.
Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos y sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.
Con el tiempo te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.
Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado de amistades falsas.
Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden lastimar durante toda la vida.
Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de corazones grandes.
Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.
Con el tiempo te darás cuenta que aunque sea feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir.
Con el tiempo te darás cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.
Con el tiempo te darás cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones y desprecios multiplicados al cuadrado.
Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.
Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.
Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añoraras terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.
Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo,....ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.
Pero desafortunadamente,.. Sólo con el tiempo.

'Vamos hombre, que el mundo pare ya.
Joder, si. Que me mareo y entonces no puedo fingir. 
¡Venga! ¡Que pare ya! ¡Joder!, lo digo enserio ¡QUE ESTO PARE YA!
¿Os que no lo ves?, que cada vez que paso por esto me caigo a lo más profundo y que luego no se salir. ¿No lo ves, en serio? ¡¿Eres tonto?!
Déjame para siempre o quiéreme hasta el final, pero no hagas esto que solo confundes mis ansias y mis ganas con una irónica e irreversible tristeza que se enquista en los laterales de mi pequeño corazón y de ahí si que no se salir, te lo prometo. Que puedo mirarte si me miras, si me miras a mi, que puedo hablarte si me hablas, a mi..  Incluso podrías llegar a completarme, a entenderme, que eso ya es decir..
Pero ¿es que no lo ves?.. 
Quiero que lo veas ahora, porque es cuando puedes verlo realmente, quizás dentro unos meses o días o horas, quién sabe,.. Quizás ya no puedas verlo nunca más..
Y por una parte es una pena decir esto, porque si lo vieras podrías entender tantas cosas, infinitos líos entre lazados con lágrimas, 'te quieros' guardados bajo llave y ese 'no te vayas' que nunca llegué a pronunciar y que guarde con tanto ímpetu en un compartimento de mi alma.. 
Pero si por el contrario ocurre lo que no debería por tu parte ocurrir, y te niegas verlo. 
Pues entonces ya se que puedo envolverte en papel de seda muy fino y encerrarte en una cajita de música con una melodía curiosa y no abrirte nunca más.'

martes, 6 de noviembre de 2012

No me conoces... no sabes quien soy... Probablemente me identifiques con una cara o un físico, quizás incluso con una forma de ser, pero esa no soy yo: no realmente. Esa es alguien muy parecida a mí; alguien que a veces, incluso, se hace pasar por mí. Pero yo, que te escribo, no soy esa, no realmente. Es alguien de fuera que es como le dicen que sea, que hace lo que le dicen que haga y que piensa como se debe pensar. Sigue leyendo... si paras yo desapareceré.

Yo solo existo en este pequeño rincón mío, todo lo que soy está aquí: mi rincón y mis propias palabras; las que me sirven para explicarte como soy y como veo el mundo. Pero la verdadera razón de mi existencia eres tú que me lees. Yo no sería nada sin ti: cada palabra que escribo tiene sentido si sale de tu boca, si la pronuncias; todas tienen un sentido pero es el que tu quieres darle. Tu eres, que me lees, quien decide si alegría o tristeza, amor o desamor, locura o cordura... Si tu quisieras el rojo sería rosa y el blanco negro. No soy yo la que da sentido a todo esto: sin ti yo no existiría.

Se que me lees y quiero que sigas haciéndolo. Quiero que sigas conociéndome, que me leas. Para darme sentido: para que mis historias existan y ocurran de verdad y para que yo pueda ser como de verdad soy, y no como esa otra, que se parece a mí, que se hace pasar por mí, pero que no soy yo: la que tu piensas que es real pero yo digo que no. ¡Yo digo que ella es ficción! ¡Lo mismo que tu dices de mis historias!

Ahora tú dejarás de leer y yo de existir... Espero que vuelvas a mi rincón y que pueda volver a entrar por tus pupilas hasta el fondo, hasta llegar a tu corazón y una vez allí poderte hablar y hacerte escaloríos en las entrañas con unas simples letras, que nos ayuden a comprender (aunque para ti sean ficción y para mí siempre sean reales)... Yo me convertiré en palabra y tu me darás sentido. ¡Hasta entonces!.

lunes, 5 de noviembre de 2012


Me gusta mas el pelo corto que largo, 
uso chaquetas y pocas veces jerseys, 
me gusta hacer fotos pero no mucho que me las hagan,
soy simpatica pero no cuando alguien me cae mal, 
tengo miles de manías y una de ellas es estornudar cuando estoy nerviosa,
siempre me tomo primero el cola-cao y después desayuno,
son indecisa para algunas cosas pero para otras lo tengo muy claro,
soy orgullosa en mi gran y desafortunado orgullo y aunque me cueste 
acepto mis errores, prefiero una tarta de chocolate a un helado de fresa,
soy negativa en millones de casos, pero cuando se trata de un día gris 
a tu lado soy de lo más positiva. 
Soy sincera y digo la verdad a la cara, bueno.. Si fuera del todo sincera y
lo dijera todo a la cara no tendría el blog..
Escribo textos pero pocas veces leo libros, prefiero ser diferente a ser igual,
me gusta la musica, casi todos los tipos. 
Soy de esas que entran con una patada en la puerta y que se quedan para siempre.

domingo, 4 de noviembre de 2012


Ya se de sobra que tiene esa sonrisa y esas maneras de hablar y todo el remolino que forma 
en cada paso y gesto que da.
Pero lo he visto serio, siendo el mismo, y eso no se puede escribir..
Todo eso de que el puede llegar a ser.. Ya no va a llegar a ser..
Ahora apuesto por un ''besos de cierta boca saben mejor'', lo sé desde el día en el que no
lo busqué y lo encontré, desde el día en el que dos besos suyos ya no olían a recuerdos..
Que sé como agacha la cabeza, levanta la mirada y sonríe pero que eso tampoco me vale ya, no me 
ilusiona en absoluto.
Que conozco su voz en formato secreto, susurro y triste. Y que tampoco es importante para mi ya..
Que me conozco sus cicatrices, la posición de todos sus lunares y el sitio exacto donde 
le tienes que tocar para llegar de forma directa a su corazón, en los costados, 
para que rompa a reír.. Y aún así, sigo sin encontrar mariposas en el estómago, ni temblores en mis piernas,
ni estornudos absurdos,.. No encuentro nada que me demuestre que sigo siendo la misma.. 
Es extraño que ahora no encuentre nada en mi y que antes era el primero de mis pensamientos..
¿Puede ser que ya no sea razón? ¿Puede que ya no sea por el nada de lo que escriba?..
Quizás si o quizás no.

lunes, 22 de octubre de 2012




Tengo un eco que me devuelve los gritos y me escupe más de un "quédate, cuando se vayan todos".
Un par de latidos que buscan como escapar y me trepan por los hilos de la voz cuando digo tu nombre.
Tengo más piedras que camino, y a veces se me olvida pestañear.
Será que nos pusieron barrotes de hierro y no huesos, será que su aliento destruye 'imposibles'. 
Vamos, que nadie tiene el poder de desdibujar lo que se tatúa, que no son tan profundas las heridas cuando solo son rozaduras. Vamos, que te sienta genial el viento en la cara y cuanto más aire, más volamos... hasta tocar el cielo con los dedos, que solo hacen falta un par de alas y miradas que golpean con los puños cerrados.
Sabes que no es fácil, pero solo así se hace del dolor un arte.




El la había prometido el universo entero. Primero fue la luna, un clásico por dónde se suele empezar, más tarde una galaxia lejana, oculta y desconocida por todos. Cada noche le prometía unos cuántos planetas y estrellas más y así fue ampliando hasta que finalmente había prometido todo lo que alcanza la vista y mucho más. Sí, podemos asegurar que la había prometido el universo entero.
Ella fue paciente en la espera de la entrega de tanta promesa continuada.
Finalmente una noche estrellada, como tantas otras, él le confesó la realidad sin rodeos.
- Es cierto que no podré darte todo lo prometido, pero si puedo agrupar mis sueños en letras y entregártelos en forma de carta, así, para que perduren hasta que la tinta se borre con los años y entonces volveré para recordartelo.
Ella ojeo el sobre en silencio y asomaron unas lágrimas invisibles. Por un momento se le olvidó leer, pero cómo decírselo a su poeta preferido.
Se fundieron en un abrazo eterno, el poema rodó años abajo y el viento lo transportó más allá de los sueños, hasta llegar al recuerdo de hoy.

domingo, 21 de octubre de 2012

No se si es que el desierto ha vuelto a estar dentro de mi,
o es tu sonrisa la que me deja sin agua en los ojos.
Sea como sea un huracán se acerca, claro, un huracán. Debe de haber algo que lo remueva todo, para que después todo vuelva a su verdadero sitio y entonces sea el final esperado ¿no?
No sé, es extraño la manera en que me aguanto las ganas de besarte la mano cuando la tienes en mi cara..
O el arrebato de pasión que me entra cuando me agarras la cintura..
Es curiosa la forma en que mueves los ojos y tu forma de mirar las cosas, es bonito cuando me miras y sonríes, es un conjunto de sensaciones las que me provocas tú, todo tú.
Podría pasar la vida describiendo una  a una tus facciones de la cara, o tus camisas favoritas y alguna que otra que quedó por quitarte..
Incluso podría descifrar entre un millón de letras tu nombre.. Podría encajar la T y la Y y hacer la abreviatura de TU Y YO, que significa para siempre.

jueves, 18 de octubre de 2012

Buscar a la desesperada una salida.
Y que aparezcas tu. Así, sin más.
No creo en las expectativas, he dejado de creer en la esperanza
y en los líos de palabras.
He decidido no tener ni sol ni luna ni estrellas.
Que arda hasta el cielo y que me acompañe el vozka y ya no tengo miedo.
Es el tiempo, que me ha enganchado a otras drogas y los temblores de mis piernas que me delatan.


Sigo aquí, dijo, pero nadie le creyó y se puso un cascabel en cada pie.
Será que no se ir donde va el viento, que tengo la mente en otra parte.
Será que me da frío perderte, que nos dejó a medias aquel atardecer.
Que me da vértigo el silencio de una noche corta
Que si no me miras se me va llorando el día hasta vete tú a a saber.
Vamos, que cuanto más crezco menos me apetece envejecer. 
Mira, dije, todavía es ayer y ya viene Noviembre.
No se seca la sonrisa de quien quiere y puede volar.
No muere el corazón que late por latir
Vamos, dije, que sigo aquí y ni Dios lo ve.

Aún recuerdo el encuentro en el que nos mordimos la vida una y otra vez,
aunque nunca salió ese "quédate" que debía salir.
nos besamos lo que no está escrito. 
Ya nos veremos, dijiste y yo, que sigo aquí por si acaso
no entiendo las razones del sol para irse.
Me besaste después de cerrar la puerta
besos de madera que aún duermen conmigo
Te faltó preguntar, me sobró responder.
Qué quieres que haga, si prometimos querernos hasta que la vida nos separe.


lunes, 15 de octubre de 2012


Lo que pasa es que no nos salen la cuentas si descontamos las palabras olvidadas y los besos que ya no saben.
Lo que pasa es que aun sin pasar nada, nos divierte lanzarnos pedradas o sonrisas de esas que por no ir a ningún lado, llegan tan lejos.
Eso es lo que pasa. Que estamos prohibidos, que por mucho que nos esforcemos ningún brazo se dará a torcer.
Por eso a veces, por ejemplo un miércoles, duele tanto dar algún que otro paso tambaleando, siempre entre dudas, esas estúpidas dudas que nunca nos dejaron de seguir.
Estamos prohibidos porque nadie nos dio permiso para rama, que es amar pero al revés.

sábado, 13 de octubre de 2012


Puede que a veces espere demasiado de ti
Puede que a veces me sobres
Puede que a veces no te haga caso
Puede que a veces te moleste que ría alto
Puede que a veces no conteste
Puede que a veces no esté
Todas esas veces,
Discúlpame: sólo intento ser feliz.

lunes, 8 de octubre de 2012


No sabemos qué nos ha llevado hasta aquí, estemos dónde estemos. Pienso mientras coges la flor más fea del suelo. Será por flores. Y tú coges la más fea. Pero me da igual. Pienso otra vez y tú sonríes con tu flor fea, y yo esperando que ocurra algo que no ocurre. 
El caso es que hace mucho frío en tu nariz y yo me hago invencible. 




Por si las moscas.


Digamos que estás en un bar. Y que entra ese chico. Su sonrisa y sus labios que no olvidas están ahí. Digamos también que va acompañado de otra. Y no eres tú. Una tía que te da mil vueltas de campana. Sin embargo el te ve y se sonroja, aún. Ella parece de esas imbéciles de las que te hacen olvidar las penas pero que después en casa son más pesadas que los sinsentidos en el corazón.
Digamos que no estás y que todo era un sueño. Un sueño imperfecto y doloroso acompañado por duras situaciones que te hacen comprobar que el sigue allí y no se ha movido desde el accidente, que tu vida es una mierda desde entonces y que pese a que hay buenos chicos a tu lado, los sinsentidos ya han vuelto y que las estrellas no se fueron.
Desde entonces.


Todo era provisional, hacía "eso" y no "aquello" porque así es como le habían enseñado a darle sentido al tiempo. Todo sería porque ya había sido algo antes, todo iba a suceder porque en alguna parte estaba escrito que algo tenía que ocurrir, sea lo que sea.
Sobre esta historia cuelgan tropiezos del tiempo, momentos que van y vienen y escupen minutos al destino, restregandole este ''final'' tan absurdo, hasta que lo pienso otra vez y ya te echo de menos.
Sabes, que no me da miedo volar, sino caminar sin luz ni besos. Que no es la profundidad lo que mata, sino un abrazo de menos y una palabra de más.
Lo que quiero decir es que todo esto es pasajero, pero no es para tanto si me coges de la mano al andar, así que, si te acuerdas algún día de esto, hazlo.


Deja de apretar los párpados que todo cambia. Mira, ¿ves? Cambia. Aunque cierres los ojos. Cambia. Marzo, tu, tus barbas, incluso los puñeteros recuerdos de tus manos. Qué putada, ¿no? Que cambie, no marzo, no tus barbas, sino los puñeteros recuerdos. Pero sí, cambian, y tú mientras aprietas los párpados esperando que se borren o, que por lo menos, no me vaya tan lejos. ¿Duelen, los recuerdos? Un poco, porque cambian todo el tiempo, se transforma en cualquier cosa si antes ha sido otra; como las palabras que no dicen lo que dicen, como los silencios que siguen a las canciones. 
Se escapan, aunque cierres los ojos, no es posible encerrar los recuerdos, por más piel o gritos o saliva nueva que metas en tu vida. Porque cambian, vuelan y se van, y si, claro que dejan huella, esas sonrisillas que no vienen a cuento cuando querías que me pusiera celosa, o ese juego de besos en cada semáforo en rojo.
Deja de cerrar los ojos, que tarde o temprano se irán, incluso aquel domingo en el que me prometiste que estarías a mi lado en las malas y en las buenas.
Y desaparecemos aunque no quiera, aunque no quieras, aunque no queramos, desaparecemos de nuestra historia, desaparece nuestra historia. 

jueves, 4 de octubre de 2012

Si olvidarte no me viene de camino, haré que a ti no te venga de paso irte.
Si no soy capaz de responder, haré que suenen diferentes tus preguntas.
Que la vida está de nuestro lado, por eso existen las noches y las estrellas y por eso existen las dudas.
Si no encuentro la entrada, no buscaré la salida. Que los besos en la mejilla son el mejor instinto de supervivencia. La mejor forma de dar la espalda.
Que dormir nariz con nariz es un ejemplo de la asimetría casi perfecta de la que está hecha el amor. Y el sonido de los besos es, quizá, el silencio más profundo.




Yo sabía que después del "hola" va el "qué tal", y que justo después va el "quédate hasta el final".
Yo sabía que pesan más las maletas que se van, que las que se quedan.
Yo sabía que ese latido no iba por mí, ni para mí.

Yo ya sabía que antes del último beso siempre hay una riña,
y que por eso te tiraba tanto de la seriedad, y que por eso tú me sacabas tanto (de mis casillas)
Yo ya sabía que entre el punto y la coma va un infinito mal escrito.
Y que el invierno no está hecho para mi.

Yo sabía que no hay mayor mentira que la del volver a empezar,
ni peor verdad que el "hasta nunca" sin el "cuídate, espero verte, que te vaya bien...".

Ay, pero si tú supieras, que el tiempo dura menos en mí que en ti,
y que por eso tú ya no me recuerdas
y yo aún no te olvido.


Por si tropezamos, no solo los zapatos, que también, sino los ojos con su pupila y todo. Y alguna de tus manías con cualquiera de mis muchas. Y, por qué no, también alguna palabra mecánicamente improvisada, sonrojada pese a haber sido ensayada más de mil veces e incluso haber salido a la primera en el ensayo general de mis ilusiones. 
Por si acaso chocan las mejillas o el lateral de mi manga, por si acaso mis pasos coinciden con tus alas. Por si de repente perdemos la vergüenza a tener vergüenza y la valentía (completamente añorada), se nos pone en la garganta y en vez de decirnos cualquier tontería, se nos va a los labios la necesidad. 
Por si coinciden en el suelo los sueños que no nos dejan dormir, y de vez en cuando coincide el mismo estribillo en nuestra cabeza. Por si acierto lo que estás pensando en este momento

Por si acaso, siempre subo en el tercer vagón de cualquier estación. 


Puedo levantar más de cien toneladas de olvido de un solo domingo sin que eso me despeine las entrañas. Puedo recoger los trozos de deseo que aún cuelgan de cada recuerdo y echarlos de mi mente con un par de tragos feos y sin hielo. Puedo concertar una cita a ciegas con el dolor que da pensar que quizá era mejor así. Puedo maldecir más de un millón de veces la palabra casualidad, y cambiar el aspecto que tiene el día a la hora de vernos, si tu no apareces. Puedo hacer que Todo se resuma en Nada, para que quepa mejor en mis esquemas de ausencia o lo que es lo mismo, una mano que no es la tuya. Puedo intentar ser fotogenica e incluso tararearte la realidad para que se haga más llevadera.
Puedo evitar mirar de reojo los kilómetros de almohada. 

Lo que no puedo evitar es el frío que me entra en la nariz al imaginarme tumbado en tu cama con alguien.

"Te espero cuando miremos al cielo de noche: tu allá, yo aquí, añorando aquellos días..."

Me pesa algo más que todo. Me pesa tu olor y tu color. Tu piel. Me pesa el vacío y me pesa la ausencia, sobre todo tu ausencia.

¿Es eso lo que pasó, verdad? Que ella podía ser feliz sin ti y tu eso no podías soportarlo. Te horrorizaba imaginar que ella también se diera cuenta. Que no te necesita, digo. 
Eres como el personaje secundario de cualquier novela de por la tarde. Enamorado, sí, pero con demasiado miedo a perderla como para poder quererla. 
Que injustos y crueles pueden ser los sentimientos a veces. ¿No crees? (...)hospedagem de sites terra


jueves, 27 de septiembre de 2012

Algo así como besar a cuenta atrás. ¿Que haces? ¿Besas hasta llegar al último verso o beso?
¿O atropellas tu lengua con los dientes para atrapar el último beso?
Nos soñamos, nos pensamos tantas veces, tanto tiempo pasó, tanto amor nos rozó sin quedarse, tantas flores marchitas, tantas dudas nos rodeaban, tantas veces tu cama ocupada, tantas veces te hablé de la lluvia, hasta que un día viniste y me dijiste que llovía, que te acordabas de mi, tanto te quise entonces,
tanto me doliste a la vez, nos pensamos, nos contamos tantas mentiras, nos fuimos tanto, nos abandonamos, te dejé irte y tu te fuiste porque yo siempre me quedaba y entonces dejé de esperar y tu volviste a arañarme y a volverte a escapar. Nunca dejabas de irte, nunca cambiabas tu empeño por no querer historias enteras.
Nunca te pedí que te quedaras, nunca dejé de escribirte, hasta que viniste reclamando lo que tuyo ya no era.
Nunca te pedí un después, nunca te quise de vuelta, nunca firmé un mañana.
No pienso, no pienso en tu cara, no pienso en como es, no pienso en como me besabas, no pienso en tus promesas que odio, no haberme creído porque ahora necesito llover, y no se si tengo motivos.
No pienso en el momento en el que te vi despeinado y pensé que eras más guapo.. y no pienso en la ternura que me despierta verte con camisa, no pienso en como te abrazaba por la espalda, no piensos en tus promesas muertas ya, ni en todo lo que me pediste cuando el amor, o lo que fuera que teníamos, te pilló de espalda y te golpeó brutalmente el pecho y quisiste volar tan lejos y llevarme contigo, y dejarme caer, y volver a recogerme.
Siempre a ras de suelo, pero sin tocarlo ¿O era del cielo?..
Ciega, siempre estuve tan ciega.

Siempre me queda un   te quiero  reservado.
A veces me despierto sin querer, puedo verte cuando no me ves. Dormido a mi lado.
Y me apoyo en tu corazón y te canto en una canción lo que nunca te digo. Si pudiera abrazarte 
tan fuerte y consiguiera quedarme dentro para siempre, claro que lo haría, sin pensarlo.
Moriría por ti, como mueren los valientes.
A veces me quiero despertar, necesito oírte, respirarte para sentirme viva.
Si pudiera explicarte todos mis silencios solo con suspiros en los que te pierdo..
Viviría por ti, como viven los valientes.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Hola.., me llamo María y.. y no puedo seguir fingiendo.
No se cuanto durará esto.. Solo se que yo no aguantaré mucho más.
Creo que he dejado de odiarte tanto, o es que en realidad nunca lo hice, pero quisiera que todo el mundo supiera que parte de mi a cumplido ya, la otra parte, aún le queda por cumplir lo suyo..
No sé.. Es auntentico el brillo de tus ojos, y tu alegría y esa felicidad que trasmites de nuevo, gracias a ella..
Si, a ella, no a mi.. Bueno, dicen que 'a veces no todo se puede tener en la vida'
Y con esa frase entremetida en la cabeza debe de bastar y poner un puto y final a toda una historia, 
a toda nuestra historia.
Yo seguiré aquí, sentada, esperandote sin que te des cuenta, sintiendote sin que lo sientas,..
Estando al lado tuya, para todo, siendo alguien más, pero no alguien extraño, si no siendo alguien que te para por la calle solo para preguntarte ''¿como estás?'', ''¿que tal te va?''
Alguien que ríe contigo y que llora contigo también, alguien a la que llames 'mi mejor amiga'.
Y así, acercándome al dolor, para que dentro de unos años te des cuenta de que te quise como a nadie, y que, aunque ya no esté recuerdes que ' no hace falta tocarme para sentirme, solo llevarte la mano al corazón, ¿ves? estoy ahí, ahí dentro. '

Y es tanto..

Para variar una vez más, no me doy cuenta de qué es lo que ha cambiado otra vez. Pensé que ya sabía lo que quería, que no me importaría como, pero que lo conseguiría. Pero aquí estoy, arrepentida por haberme abandonado a mi misma. Y creyendo en un yo intermitente. Después de todo, siempre es igual, sales de lo que es tu hábitat, y te encanta lo que encuentras. Cuando vuelves, lo que vivías ya no es suficiente, y entonces quieres regresar al lugar donde sonreías de verdad. Y vuelves, pero ya no es lo mismo. El suelo se abre bajo tus pies y empieza una caida que no sabes cuando acabará, sólo que ha empezado. "Sabrás salir de ahí, María, eres muy fuerte.". ¿En serio lo soy? En absoluto, si es verdad lo que dices, dime como lo has descubierto. 

Si es cierto que sé una cosa que quiero, pero como esa no es la única, sigo perdida en mi misma, como lo he estado siempre. Engañandome a veces y creyendo que no, pero siempre lo he estado. Pero sé que el resto estáis así, sin una parte de vosotros, y aun asi, eso no me consuela. Asique mientras tanto, haré lo que pueda por sobrevivir, que no es poco.


martes, 4 de septiembre de 2012

   Así de sencillo.
Sabes, no te voy a negar,  a veces siento temor al abrir mi corazón, que quizás sea por lo que pasó y no quiera mas dolor.  Pero todo puede cambiar en un momento, en un solo instante,.. 
Será que ahora espero que saltes y te desvíes del resto.


Guardaré un espacio para quienes realmente quieran quedarse, para las experiencias nuevas que están por venir, para las sorpresas que entran sin avisar, para las miradas que me faltan conocer, para los sabores que tengo que probar, para la música que me acompaña, para palabras verdaderas, para todo lo que me enseñe algo nuevo, para las risas que me hacen sentir viva, para los abrazos que me llenan, para la tierra que me falta pisar, para las locuras por realizar y para el amor que tengo que cuidar. También quitaré todo lo que tenga que quitar, para que ese lugar sea ocupado por las cosas que están esperando llegar. 

'La cosa más insignificante pueda cambiarte la vida en un abrir y cerrar de ojos cuando menos te lo esperas ocurre algo por casualidad que te embarca en un viaje que no habías planeado rumbo a un futuro jamás imaginado, quien sabe donde te llevara es la aventura de nuestra vida, nuestra busqueda de la luz, pero a veces para encontrar la luz hay que atravesar las más profundas tinieblas, eso es al menos lo que me paso a a mi..'

sábado, 25 de agosto de 2012

A veces me pregunto por qué soy tan frágil, por qué me enamoro tan rápido. 
No quiero que las lágrimas vuelvan a aparecer por mis mejillas cuando el frío cale mi corazón, no quiero cometer errores imborrables, ni que al final perdamos los dos.
Por ahí dicen que se le tiene más miedo a enamorarse que a morir. Yo no sé si le temo más a enamorarme o a salir herida. 
Cuando te demuestran que el mundo puede ser diferente, que no todos los hombres son iguales, que existe una pequeña salvación para aquellas mujeres que quieren encontrar todavía un príncipe, y eres tú la afortunada que ha logrado quebrantar sus barreras y atravesar los guardias en su corazón, pero sabes que lo tienes que dejar ir porque hay kilómetros de por medio, no sabes si dejar las cosas hasta ahí o llegar hasta el final.
Y luego te asaltan las dudas, ¿él sentira lo mismo? Son demasiados sentimientos conflictivos que buscan apuñalearse entre sí. Tengo miedo que descubras que puedes tener a cualquier mujer a tus pies, así como me hiciste caer a mí. 
¿A quién voy a querer? ¿Por quién voy a luchar? Por favor, amor, no hagas de esto más difícil. 
Buscar consuelo en que no hemos formado recuerdos lo suficientemente como para que se vuelvan dolorosos, y aún así podemos decir: "¿Recuerdas cuando...?" 
Me prometí no llorar por amor, no una segunda vez. Por más que me diga que no debo hacerlo, las lágrimas siguen su curzo hacia el vacío. 
¿En quién voy a pensar antes de dormir? ¿No es demasiado tarde para ser paciente? ¿A quién voy a poder decirle: "Me enamoré de ti, quiero que tengamos una vida juntos y no me importa el hecho de que sigamos siendo desconocidos, pero no va a pasar porque me iré,  así que no te enamores."? ¿Y si ya se enamoró? La salida más fácil es fingir que yo no, pero también es la más dolorosa. 
Sé que me tengo que alejar.. Y de nuevo tengo que hacerlo.. 
Cuando consigo olvidar, ser persona, ser yo, volver a sonreír con otra persona.. Entonces descubro de que tampoco es la indicada o bien porque es un cabrón o bien porque vive a kilómetros de mi.
Parece irreal que en días consiga que el corazón se pare y vuelva a latir tan rápidamente como cuantas letras me escriba.. Nunca pensé que volviera a ocurrir.. Pero cuando mejor estoy es cuando, me caigo, otra vez, de nuevo en el suelo.. De donde nunca me levanté realmente.. Aquí me quedo para no volver a caer ni una vez más.
Ya solo me queda decir Dios que se haga tu voluntad.


Un perfecto desconocido.

Estoy sintiendo tu respiración correr por mi cuello. ¿Me estás siguiendo en la oscuridad? Suspiro, sé que no me dejarás caer. Estoy segura de que estarás ahí. No sabes cuantas veces esperé en un banco a encontrarte, sabes que te has vuelto parte de mí. Por favor, no hagas que mi corazón se acelere de tal forma. Sólo dime que estarás ahí al final del túnel. Te seguiré en la oscuridad para no caer.
Siento tu mano alrededor de la mía, me sujetas con delicadeza mientras con la otra agarras mi cintura, ¿bailaremos en la oscuridad? Estoy segura de que contigo las estrellas me permitirán entrar al cielo, estoy consciente de que contigo no habrán días grises, estoy segura de que al despertar estarás ahí al lado y no te habrás ido y me darás los buenos días, que no serás un sueño. Por favor, dime que seguirás ahí hasta que acabe esta pesadilla.
Estiras mis brazos y los colocas al rededor de tu cuello y me miras a los ojos.. 
¿Puedo tomar eso como un te quiero? Anda, dime que estarás ahí. Sé que sin ti me vuelvo vacía, que sin ti no sé que hago aquí. Porque me has llenado de luz la oscuridad al caminar conmigo, porque me has mostrado que cada túnel tiene un final.
Oh, vamos. No seamos algo rápido, quédate conmigo. Que la distancia no estropee esto. Sé que en éste corazón cabemos los dos.
Me abrazarás cuando necesite llorar, secarás mis lágrimas con un dedo y besarás mis labios luego de susurrar que todo estará bien. Como niños pequeños me cargarás en tu espalda y me dejarás dormir el resto del trayecto.
Y no sé que he hecho para que el cielo me premie, porque eso es lo que siento a tu lado. Tan único, inigualable… A ver, cuéntame, ¿te merezco? Si tu respuesta es un no, por favor no me dejes caer. Las alas me han llevado lo suficientemente alto para que la caída sea devastadora. Sé que no lo harías.
Pero me pregunto por qué me has elegido a mí. Frágil, celosa y sin tener algo grandioso. He evaluado a las que te rodea.. No sé porque me has elegido, sólo sé que no quiero perderte.
Es algo difícil de entender, pero es demasiado tarde para ser paciente, para tomar en cuenta los sentimientos de los demás, sólo quiero que seamos tú y yo contra el mundo
Te apuesto una vida a que querrás otras mil junto a mí.

lunes, 20 de agosto de 2012



Fuiste mis "casi" favorito. Casi novio, casi mejor amigo, casi confidente, casi amante, casi mi vida.


Llega un día en el que te das cuenta de que en esa pareja sólo quedas tú, y que lo único que te ata a él es esa herida, y que haciéndola sangrar no mantienes vivo su recuerdo.

Dicen que si la herida ha sanado, no debes abrirla de nuevo. Dicen que si los recuerdos no duelen, no debes de buscar más razones para sufrir. Dicen que si han barrido las cenizas, no debes de volver a encender fuego. Dicen que si no estás dispuesta a aceptar las consecuencias, no deberías de realizar el acto. Dicen que si no estás preparada para la respuesta, no debes preguntar. Dicen que si ya no te importa, no deberías de tomar en cuenta la pregunta. Dicen que yo digo éstas cosas con el fin de darle fundamentos al miedo que tengo de que las cosas no resulten como yo quiero. Claro, los que "dicen" esto, no son más que mis neuronas y mis hormonas que han estado irremediablemente e indudablemente bajo los efectos de una mirada encantadora. 

Pero supongo que si has dejado un asunto "sin concluir" no puedes correr el riesgo de que cuando mueras, te quedes en la tierra para concluir el maldito asunto. Aunque claro está que todavía soy joven y me falta mucho para pensar en morir. Pero necesito esas respuestas, y tengo los medios para conseguirlas. 


A veces te dejas consumir por inseguridades tontas, te comienzas a ver en el espejo, ver dónde hay kilos de más, dónde podría haber una mejora, dónde se vería bien un aumento y en dónde deberías rebajar, piensas que tal se vería más moderno un bronceado o si te ves más bonita al natural. Entonces suspiras, cierras los ojos y dejas que tu autoestima sea bombardeada con "QUÉ LE VIO A ELLA, QUE NO TENGO YO".
Pero sabes que no eres perfecta. Siempre va a existir alguien más alta, más flaca, más morena, más blanca, con más tetas, con más culo, con menos kilos, con abdominales definidos, con más kilos, con menos tetas.. Siempre va a existir alguien mejor que tú porque en eso se basa la vida. 
Tú eres mejor que alguien y alguien es mejor que tú. Por eso dicen que si te enamoras de la belleza, no habrá amor después de los 40 porque la belleza se pierde, todo se cae y se arruga.
Entonces luego de pensarlo de esa forma, te preguntas por qué dejaste que te afectara saber que ella probablemente es más bonita, quizás tenga mejor cuerpo y los ojos de un color más bonito, pero te dedicas a suspirar e intentas subir tu estado de ánimo diciéndote que llegará alguien que te aceptará tal cual eres, que aceptará tus errores, tus defectos, tus desperfectos y entonces, entenderás por qué dejaste ir a muchos sapos, esperando al príncipe... 

No todo príncipe tiene capa azul, cuerpo de modelo y modales de ensueño. 


sábado, 18 de agosto de 2012

Desde aquel día que te acercaste sigilosamente, sentí que ibas a estar conmigo toda la vida. Se que son tantas las veces que me enfadé, pero estoy segura que más son los días en los que me sacaste una sonrisa. No soy buena para las despedidas, ya sabes termino cambiando de tema para que no me veas llorar. No quiero que me recuerdes triste, no es mi intención. Por el contrario, me gustaría mostrarte que soy feliz porque elegiste quedarte en este lugar hace unos años y hoy aunque ya no estés mas, dejaste demasiado. Debe ser que me pediste que hiciera lo mejor, por eso preferí dejarte ir. Pedí un milagro que te salvara de tanto dolor, no pudo ser. Terminé sintiendo eso que no quería desde un principio pero recordé que ahora esos ojitos verdes estaran bien allí donde estén.