martes, 20 de diciembre de 2011

- ¿Te vas?
+ Si.
- Bueno es tu decisión y la respeto. Pero.. ¿Estás seguro?
+ Segurísimo.
- Entonces dejaré que te marches. Pero, dime,.. ¿Volverás?
+ Me temo que no.
La miró con ojos sinceros y cogiendo las maletas le dio un beso en la mejilla derecha, se dio media vuelta y entonces ella agarrándole del brazo le dijo;
- Espera, te olvidas tus pendientes.
+ No, son tuyos, te los regalé, ¡¿te acuerdas?!,..
- Sí, pero ya no creo que me los ponga, ni que los necesite para nada, no conseguirán nada, solo traerme recuerdos, así que, son tuyos.
Congiendolos de su mano, el alzó la mirada, ella estaba limpiándose las lágrimas. Empezó a caminar hacia la puerta.. Cuando ella le gritó;..
- Pero.. Prométeme antes de irte una cosa.
+ ¿El qué?
- Prométeme que serás feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario