jueves, 22 de diciembre de 2011

Solo quiero que recuerdes que pese a todo esto yo seguiré siendo yo. 
Yo, en todos mis aspectos.
Que por muchas guerras que tengamos y las cuales ganes tu, yo siempre estaré ahí, para seguir combatiendo, porque no quiero rendirme.
Que pase lo que pase sabrás que estaré ahí la primera para ayudarte, para lo que sea.
Siempre y cuando hagas el esfuerzo de tratarme con una pizca de amabilidad, que solo pido eso.
Porque sabes tanto de mi, y yo creo saber tanto de ti,... Los dos somos muy conocidos mutuamente, bastante diría yo. Y no se si eso hace bien o mal.
Pero es bastante lógico, que si me desvío del camino, tu ya no estarás para guiarme, pero si te caes, yo si estaré para levantarte.
Quizás sea que somos muy distintos, diferentes,.. algo extraño.
Los polos opuestos se atraen, se suele decir, pues nosotros no seremos tan polos opuesto, que aveces nos atraemos y otras nos chocamos.
Que si yo digo rosa, tu vas a decir gris, y si digo bien, tu dices mal,.. Y así todo.
Somos diferentes, no cabe duda.
Pero de algo estoy segura y es que por muy lejos que estemos siempre veremos la misma luna.





No hay comentarios:

Publicar un comentario