lunes, 19 de diciembre de 2011

No es que sea el alcohol la mejor medicina,
pero ayuda a olvidar cuando ves que ya no hay otra.
Quizás sea de cobardes, pues entonces seré una cobarde que busca tus besos en una botella.
Ni siquiera los busco, espero que vengan.
Todo tiene un ''porqué'', mi ''porqué'' eres tu y tu forma de ser.
Quizás tampoco lo esté haciendo bien, pero ya no me queda nada.
Y ahora..
¡¿Qué haré?!..
Si perder la fe fue mejor que esperar a que llegara.
Hoy te intento contar que todo va bien, aunque a ti te da lo mismo.
A estas alturas un último esfuerzo ya no vale la pena.
Y tras varios tequilas las nubes se van pero el sol no regresa..

No hay comentarios:

Publicar un comentario