miércoles, 21 de diciembre de 2011

Necesito un pintauñas y unos zapatos nuevos y un ¡buenos días princesa! en las mañanas de domingo y un te quiero sin palabras y tu olor en cada rincón de mi cuerpo. Pero no quiero que seas rutina ni que te conviertas en recuerdo, quiero que seas el hoy de todos los días que tuvimos y de los que podríamos tener, que seas quien cuente los segundos que tardo en abrir los ojos cuando te veo al despertar y quien haga dibujos en todas mis páginas en blanco, quien me lleve de la mano y cuente las estrellas cuando mi cielo está nublado. No quiero ni aquí ni ahora, puedes tardar en llegar, pero ven, que si no estás, mañana no podré despertar..

No hay comentarios:

Publicar un comentario