domingo, 11 de diciembre de 2011

Me sentaría en un sofá, tranquilamente, a ver como pasa mi vida..
Momento a momento.., mirada a mirada.. sonrisa a sonrisa.., lágrima a lágrima.., sentimiento a sentimiento.
Pero siempre desde afuera. Como si fuese ficticio.., como si eso que me decían de pequeña,
''solo son actores,.. Todo es mentira,.. Hay cámaras detrás..'' Como.. si.. fuese la verdad.
Ver como pasan 2, 3, 4, 5, y hasta 20 años, pero ver como cambia todo y de que forma, y para que fin, y por qué, y cuando, y como, y donde, y con quién,.. 
Hasta llegar a creer que verdaderamente esa, no soy yo.
Sería fantástico si por un momento pudiera hacerlo. Salirme de mi. Ser otra, distinta, totalmente contraria..
Pestañear por un momento y aparecer en una sala, a oscuras, como una pantalla y en ella verme.
Verme, observarme, intentar corregirme fallos que solo se ven desde fuera, esos que a veces hacen tanto, pero que tanto daño y poco a poco cambiarme. Ser otra mejor, para no hacer tanto daño.
El mayor arma que tengo son mis palabras, son las que más hieren y poder cambiar eso sería lo mejor.
Pero tan solo estar allí sentada, observandolo todo, disfrutando de la película de mi vida.. 
Creyendo que por un momento puedo dejar de ser yo.
Todo consiste en tener fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario