sábado, 26 de noviembre de 2011

Vicios
Tengo el  vicio de hacer todo de golpe, de que me da igual lo que pase luego. El vicio de reírme sola como una loca mientras recuerdo tonterías. 
El de caminar sonriendo, sobre todo después de ver a alguien especial. 
El vicio de no parar hasta caerme, o hasta que consigan pararme. 
De escuchar la misma canción muchas veces, hasta odiarla, y después de un tiempo volver a escuchar mil veces más. 
De escribir frases sueltas y pensar que algún día alguien me las dirá. 
El vicio de hacer lo posible para sentirme mejor, de llevar siempre acuestas una sonrisa en la cara. 
El vicio de gastarme el dinero en cosas no productivas. 
El de no sentirme mal cuando estoy triste, sino el de disfrutar un poco de la tristeza, incluso a veces llegar a gustarme. 
El vicio de soplar al aire cuando hace frío. 
El de dormir y soñar rarezas. 
El vicio de fallar en cosas fáciles y acertar las difíciles, una y otra vez. 
De sentarme atrás en el coche y pensar en nada.
Tengo el vicio de salir a la calle y mirar todo de una manera rara, de hacer encuadres como si fuera a fotografiarlo todo, sobre todo si de fondo estoy escuchando música.
Tengo el vicio de siempre creer que no me van a fallar. 
Y el de empezar las cosas por su final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario