viernes, 28 de octubre de 2011


Soy lo que seré, ni la cara, ni la cruz.
El mundo que sólo entiendes tú.
Y ahora sabes demasiado y eso puede ser peor.
Pero no te vayas de mi lado, necesito oír tu voz.
Y que las cosas no han cambiado, aunque el cielo hoy es de otro color.
Tú delante, yo agarrada a ti, creemos otro mundo,    este sueño,   es sólo de los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario