lunes, 26 de septiembre de 2011

La pluma de mis alas arrancadas me recuerda que fuí quién saltó, pero tú fuiste quién ató al cuello la cuerda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario