viernes, 30 de septiembre de 2011

El corazón me controla cada vez que hablo. 
                 Por matar a cupido, me tacharon de diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario